Opinión

[OPINION] Humanizar el Plan Regulador Comunal para el futuro de Villa Alemana (por Masud Yunes)

El Plan Regulador Comunal (PRC) es la herramienta que tienen las municipalidades para definir cómo se va a desarrollar el territorio de la comuna, regulando qué y dónde se puede construir, y el tipo de uso para el suelo dentro de las zonas urbanas o de extensión urbana.

Asimismo, se definen temas como la cantidad de habitantes máxima por hectárea, áreas verdes, el uso de las calles, entre muchos otros temas. Hasta hace muy poco no existía un plazo máximo de vigencia para los PRC, por lo que podían pasar años, incluso décadas, sin cambios, como el caso de Villa Alemana. El Plan Regulador vigente data del año 2002, cuando el desarrollo urbano en nuestra ciudad era mucho menor. En aquel entonces, nos acercábamos a los cien mil habitantes y en la actualidad rodeamos los ciento cuarenta mil; este crecimiento exigía urgentemente una nueva planificación.

Hace algunos días se anunció que -por fin- era licitado el nuevo PRC, el cual, aunque con varios contratiempos y dificultades, obtuvo los recursos necesarios para actualizar este instrumento de planificación y adecuarlo a los nuevos tiempos.

Los actuales procesos exigen de la participación ciudadana con un rol central. Según diversas fuentes, este se iniciaría a fines de septiembre con las limitaciones que impone la actual situación de emergencia sanitaria, de manera que velar por la debida transparencia del proceso es fundamental. Necesariamente, el equipo municipal debe considerar que, de ser este un proceso digital, las brechas pueden excluir a grupos vulnerables de la toma de decisiones.

Por fin, ya no son sólo palabras, ahora es una oportunidad real de poder concretar aquellos sueños de una ciudad mejor, sostenible e inteligente, donde cada vecino/a pueda desarrollarse plenamente. Construyamos una ciudad con un claro desarrollo sostenible, seamos ejemplo en la región.

Este desafío no será solo responsabilidad de la actual gestión municipal, sino que corresponderá también a la siguiente, la cual deberá consagrar aquellas demandas, solicitudes y requerimientos que, con fuerza, distintas organizaciones sociales vienen exigiendo durante años.

Estamos en un momento histórico donde una gestión ciudadana responsable e integral tiene que asumir los desafíos de esta ciudad, el último bastión del gran Valparaíso. Una ciudad que posee condiciones para hacer realidad su eslogan “capital del medio ambiente”, pero requiere trabajo, honestidad y, sobre todo, colaboración.

Hoy Villa Alemana se puede unir, dejar sus diferencias y construir nuestra ciudad basada en las personas y no en el mercado.

Masud Yunes 
Coordinador Bicomunal  Revolución Democrática
Quilpué-Villa Alemana

Categories: Opinión

Tagged as: ,

Deja un comentario