Nacional

Diputado Diego Ibáñez presenta proyecto para disminuir significativamente gasto electoral

El parlamentario, junto con diputados y diputadas de partidos de oposición, presentaron este miércoles un proyecto que busca rebajar los techos del gasto en campañas políticas, además de poner límites más estrictos a los aportes privados con y sin publicidad.

“Emparejar la cancha. Que la política no sea terreno favorable solo para los súper ricos”. Ese es, según el diputado de Convergencia Social, Diego Ibáñez, el objetivo del proyecto de ley que presentó este miércoles en el Congreso.

El proyecto persigue tres objetivos: disminuir significativamente los límites del gasto electoral que un candidato o candidata puede invertir en su campaña; disminuir los límites de aporte de un privado a una campaña, y también los que derivan de aportes privados sin publicidad. Y es que hoy, una candidatura a diputado/a en el distrito más populoso puede gastar hasta 452 millones en campaña, y una al Senado por la Región Metropolitana puede gastar hasta 1.700 millones. En una primera vuelta presidencial se pueden gastar casi 6 mil millones.

Según indicó Ibáñez, “hoy es importante recuperar la legitimidad de las instituciones y para ello hay que restaurar los equilibrios en la competencia electoral. Que esto sea una competencia de ideas y no de quien tiene la billetera más grande. Hoy es necesario que una persona que trabaja de profesor tenga las mismas posibilidades de ser elegida que una persona que es financiada por Juan Sutil o Nicolás Ibáñez Scott. Hay que intentar terminar con la captura de los súper ricos en el acceso a los cargos públicos.  Para ello, presentamos una ley para rebajar sustantivamente el gasto electoral en la competencia presidencial en un 76% y en las parlamentarias de un 70%. Asimismo, que los aportes privados bajen de $8 millones a uno. Con esto podemos empezar un debate para descolonizar la política de los intereses privados que apuestan por parlamentarios para defender sus intereses en desmedro de la igualdad de competencia”.

Por otro lado, se encuentra el aporte de privados en las campañas electorales. En Chile, para una candidatura de senadores o diputados, un privado puede aportar 58 millones por elección. Al ser cinco elecciones simultáneas (presidenciales, senadores, diputados, gobernadores/as regionales y consejeros/as regionales), un mismo privado puede aportar hasta 285 millones por un ciclo electoral. El proyecto reemplaza por un límite único de aporte privado de 40UF ($1.163.960), prescribiendo que el total de aporte privado en una misma elección será de 120 UF máximo, o sea, poco más de $3 millones.

“En el Congreso todo los días se votan proyectos de ley en donde los intereses de los ricos se contraponen a los intereses de los pobres. Cuando las campañas en Chile cuestan 500 0 200 millones de pesos se producen dos efectos: el primero, es que bancadas como RN, UDI o Evópoli necesitan ser financiados por personas que puedan aportar esa cantidad de dinero y eso hace que terminen legislado en favor de quienes pueden financiarles las campañas. Eso no es una especulación nuestra, ustedes conocen los casos Corpesca, Penta, SQM, por lo tanto, el producto del proceso legislativo se termina tranzando en el mercado de las campañas electorales», sostuvo el diputado Gonzalo Winter (CS).

«El segundo efecto es que, quien no tiene plata, $200 o 500 millones para pagar una campaña, o sea, la inmensa mayoría de los chilenos, simplemente no puede competir y eso genera un proceso de oligarquización de la política en desmedro de tener una verdadera democracia”, agregó el parlamentario del Frente Amplio.

La diputada Maya Fernández (PS), también firmante del proyecto, señaló que: “estamos en pandemia, en crisis económica. Por respeto a chilenas y chilenos, que apenas tienen con qué llevar comida a sus casas, tener un gasto excesivo no corresponde. La solidaridad y la empatía tiene que existir. No puede ser que este año electoral tengamos grandes gastos en campaña cuando muchos chilenos y chilenas están luchando por subsistir”.

Finalmente, para abordar la arista de aportes sin publicidad -actualmente un aporte puede quedar sin publicidad si es menor a 20UF ($581 mil)-, el proyecto propone un límite de 5 UF ($145 mil) para este ítem. Además, si antes un aportante sin publicidad podía poner hasta 120 UF en distintas campañas ($3,5 millones), el proyecto sugiere un límite de 15 UF ($436 mil).

Categories: Nacional

Tagged as: ,

Deja un comentario