Icono del sitio Diario La Quinta

Banca Ética se abre paso con inversiones en educación, cultura, desarrollo e inclusión social y medio ambiente

El Fondo de Inversión Social 2.0 de Ameris evaluó positivamente el desempeño de la plataforma de inversiones con base en ocho criterios de impacto financiero y se constituye como el primer actor institucional en invertir en la Banca Ética. 

Doble Impacto, la plataforma de inversiones donde se están incubando las capacidades para la creación del primer banco ético de Chile, recibió el respaldo de FIS Ameris a través de una inversión de más de 350 millones de pesos.

La decisión se tomó tras evaluar positivamente a Doble Impacto en ocho criterios de impacto financiero: modelo de negocios probado, una organización comprometida con generar impacto social y ambiental positivo, equipo de excelencia 100% dedicado, sociedad válidamente constituida en Chile, dos años de ventas, estados financieros auditados del último año de operación, aplica la “Teoría de Cambio” e indicadores de resultados socioambientales.

Foto: Guillermo Scallan, directivo de la Fundación Dinero y Conciencia, Amaia Redondo, tesorera de la Fundación Dinero y Conciencia, María José Montero, gerenta FIS Ameris, Jorge Muñoz, gerente general Doble Impacto, Nelson Rodríguez, director del Comité Ejecutivo de Doble Impacto.

Jorge Muñoz, gerente general de Doble Impacto explicó que “los fondos se destinarán a consolidar la etapa de escalamiento de la plataforma, potenciando nuestro rol en las áreas de Educación y Cultura, Desarrollo Social y Medio ambiente. Asimismo, nos vincula con un actor relevante en la inversión de impacto para seguir avanzando en la creación del primer banco con lineamientos de Banca Ética en Chile”, dijo.

Por su parte, Sebastián Cantuarias, director ejecutivo de la Fundación Dinero y Conciencia, destacó la participación del FIS como primer actor institucional en ingresar a la Banca Ética. “Que el FIS participe de la Banca Ética, es una validación muy importante para todo el trabajo profesional que venimos haciendo, no solo porque es una inversión institucional, también porque el FIS es el pionero en Chile en el mundo de las inversiones de impacto y eso nos da un respaldo clave para los próximo desafíos” dijo.

Doble Impacto opera como una plataforma de crowdlending, inspirado en el modelo de Triodos Bank y desde 2017 ha logrado gestionar financiamiento por más de 11.000 millones de pesos chilenos, para organizaciones con impacto positivo en la calidad de vida de las personas y el planeta.

En la actualidad cuenta con 1.500 inversionistas registrados en la plataforma y su aporte ha permitido financiar a más de un centenar de empresas y organizaciones que contribuyen, o están en vía de hacerlo, al desarrollo de una educación de calidad, ciudades más inclusivas, el uso de una energía más limpia, una agricultura orgánica y regenerativa, entre otros.

La Banca Ética se caracteriza por ocupar criterios éticos de inversión (invierte sólo en Educación y Cultura, Desarrollo e Inclusión Social y Medio Ambiente); hace fluir el dinero hacia la economía real, no especula, comparte la información a sus inversionistas y clientes con transparencia total, no bonifica a sus ejecutivos por metas financieras a corto plazo y posee un doble gobierno corporativo, en la que una fundación cuida el propósito y un directorio bancario vela por la rentabilidad del negocio.