Parlamentarios de la Unión Europea en Valparaíso

Por Gabriel Bornes.

El estallido social del 18 de octubre de este año en nuestro país no ha pasado desapercibido para el resto del mundo. Y es que Chile, el laboratorio y el milagro del modelo neoliberal durante los últimos 30 años de transición política, ha sido en gran medida uno de los mayores logros de la derecha chilena en materia de desigualdad social.

Después de los estallidos sociales en Chile, dos parlamentarios de la Unión Europea (UE) visitaron nuestro país en forma no oficial para obtener de primera fuente datos sobre las violaciones a los Derechos Humanos (DDHH) por parte carabineros y militares durante los estados de excepción ordenados por el presidente Sebastián Piñera.

El tema de pensiones en el país, con uno de los sistemas más injustos del mundo manejado por las Administradoras de Fondo de Pensión (AFP), que toman el dinero de las personas y los usan haciendo inversiones en las bolsas o capitales del planeta, obteniendo grandes ganancias o bajo riesgo debido a las leyes “blindadas” que la dictadura cívico-militar chilena dejó en el país. O los temas de recortes en salud, educación y vivienda que hicieron que, después del alza del pasaje del Metro de Santiago, la población estallara.

Pero eso es tan solo una parte del problema de la desigualdad nacional, ya que el tema de la vulneración de los DDHH en Chile ha llegado a conocerse incluso en la Unión Europea (UE)

REUNIÓN CON PARLAMENTARIOS EUROPEOS

En la Constitución de nuestro país, capitulo III, articulo 19 se asegura: El derecho a la vida y a la integridad física y psíquica de la persona, a la igualdad ante la ley (en Chile no hay persona ni grupo privilegiado) y en donde hombres y mujeres son iguales ante la ley.

Tampoco habrá leyes ni autoridades que puedan establecer diferencias arbitrarias; siendo la igual protección de la ley en el ejercicio de sus derechos.

En papel todo eso se ve genial, pero en la realidad chilena eso no se ha cumplido, y como se ha dicho hasta el cansancio: “no es por 30 pesos, sino por treinta años”. Tres décadas en las que se prometió dejar atrás la dictadura, pero que no se ha cumplido.

Esto motivó la “Revolución de Octubre” o la “Revuelta de los 30 pesos”, en la que cientos de miles de persona gritaban por una Chile más justo, pero en la que, lamentablemente, la respuesta de la derecha fue la de sacar a militares a las calles e imponer el Estado de Excepción, que limita las garantías constitucionales de los ciudadanos y nos vuelve a colocar en las manos de los uniformados.

Tristemente, después de lo vivido durante la dictadura de Pinochet, se produjeron varios hechos en las que se denunciaron violaciones de los Derechos Humanos (DDHH) en estas últimas dos semanas por parte de carabineros y militares, lo cual reabrió viejas y mal sanadas heridas en el país.

Rápidamente esto llamó la atención de chilenos en el extranjero y de la comunidad internacional, y es por eso que esta semana los europarlamentarios Idoia Villanueva Ruiz y Miguel Urbán Crespo, acompañados del asesor político Fabio Amato, vinieron a Chile a revisar el tema de estas denuncias.

Ambos representantes de la Unión Europea llegaron al país el 28 de octubre, tiempo en el que han recogido evidencias sobre violaciones a los DDHH con el objetivo de presentar un informe al Parlamento Europeo sobre la situación.

eurodiputados2Para eso Idoia Villanueva y Miguel Urbán y Fabio Amato se reunieron con organizaciones sociales, sindicales y territoriales en Santiago y en Valparaíso donde se han registrado varios de los casos más graves desde el inicio de las protestas sociales.

LA TRANSICIÓN Y LA IMPUNIDAD

“La transición chilena tomó como modelo a la nuestra, y en donde el modelo es la impunidad de los crímenes de la dictadura”, explicó el eurodiputado Miguel Urbán Crespo, coordinador del grupo de Izquierda Unitaria Europea en materia de derechos humanos.

Urbán dejó claro su visión sobre este estallido social, que no fue solo por el alza del Metro sino porque Chile ha sido un laboratorio para el sistema neoliberal económico, ya que la consigna de la gente ha sido un rotundo “Ya basta”.

“Este movimiento ha desbordado no solo a las organizaciones sociales, sino al propio Gobierno”, comentó el parlamentario europeo quien también hizo referencia al comportamiento de las fuerzas de seguridad y militares contra civiles, recalcando que todavía hay elementos “no depurados” del tiempo de Pinochet.

Finalmente, Urbán recalcó que “la Comunidad Europea se encuentra alarmada ante las denuncias de violencia, de tortura, de desapariciones, violaciones y de represión al movimiento popular”, pero que, a pesar de ello, no es bueno confiar en entidades como la propia Unión Europea o la Organización de Naciones Unidas, sino en la propia gente que lucha por sus derechos y la solidaridad internacional para presionar al Gobierno de Chile a llevar a cabo estos cambios. “Es necesario apoyar el proceso constituyente que rompa los vestigios de la dictadura, y porque los movimientos populares necesitan victorias. Si se gana esto acá, eso será un apoyo para vencer la impunidad también en España”, finalizó el parlamentario.

Por su parte, Idoia Villanueva Ruiz, también parlamentaria de la UE sostuvo que ahora se deben escuchar los pedidos del pueblo de Chile y dejar de hacer los arreglos de siempre por debajo sin que participen otros sectores, “porque esto no ha sido por 30 pesos, sino por treinta años de desigualdad social y lo que la gente está pidiendo es dignidad”, agregando que lo que prima es la vulneración de derechos fundamentales con políticas de recorte que han afectado tanto a la educación, la salud y la vivienda causando las últimas protestas.

A su vez, la parlamentaria manifestó que, mientras en el país siga la vulneración de los derechos, y además que no se investigue y se den las responsabilidades pertinentes, Europa no debería participar en la Conferencia sobre Cambio Climático 25 (COP25) y en otras actividades con el Estado de Chile.

Luego de su visita a Valparaíso, los europarlamentarios viajaron a Santiago, donde realizaron una conferencia de prensa para presentar sus impresiones de lo que ocurre en Chile, sobre todo en materia de Derechos Humanos, con el objetivo de presentar un informe al Parlamento Europeo sobre la situación este miércoles 30 de octubre pasado.

Mientras estuvieron en el país, se reunieron con organizaciones sociales, sindicales y territoriales, en conjunto con organismos defensores de DDHH, como Londres 38, Abofem, Defensoría Popular y Defensoría Jurídica de la Universidad de Chile, además de tener reuniones en el Congreso con parlamentarios y con el alcalde de Valparaíso Jorge Sharp.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s