Quintero

Quintero: jubilada acusa a supuesto arquitecto de estafarla con los ahorros de su vida

La alerta de la estafa la dio el jefe de cuadrilla de trabajadores que participaron en las obras.

El trato fue de palabra, sin documentos de por medio y era el siguiente: que S.A.M.L., un supuesto arquitecto de Viña del Mar, construyera una casa en la parcela 29 de la avenida Campus del Mar, en Quintero, bajo la modalidad de llave en mano. Para ello, la médico veterinaria V.S.B.M., tenía que pagarle por adelantado $68 millones, pero la cifra ascendió a $73.050.000 por otros gastos que surgieron en el camino.

El asunto es que cuando la anhelada casa se construía, el jefe de cuadrilla contactó a la mujer para advertirle que era víctima de una estafa. “Me señaló que la persona que yo había contratado para la construcción de mi vivienda era un sinvergüenza, que no les pagaba sus remuneraciones y que no tenía idea de construcción, ya que había delegado en él todo el trabajo”, cuenta la jubilada, quien invirtió todos los ahorros de su vida para construir la casa de sus sueños.

INFORMES TÉCNICOS

Informada de la situación, la veterinaria le pidió a unos cercanos que saben de construcción que la acompañaran a ver las obras y comprobaron que “eran deficientes y no se condecían con la cantidad de dinero que se me había pedido”. Acto seguido, contrató a la empresa “Tu casa perfecta”, para que inspeccionaran los trabajos y los constructores civiles elaboraron un informe que declaró a la vivienda inhabitable.

“Se sugiere rehacer completamente el techo, los pilares soportantes de las vigas deben ser cambiados o reforzados, la instalación sanitaria no está conectada a la red existente y la instalación eléctrica sólo considera conducto”, fueron algunas de las sugerencias.

Nicolás Pavez, abogado querellante, afirma que le solicitó a la Fiscalía cinco diligencias para verificar el delito de ejercicio ilegal de la profesión. Estas fueron aprobadas y los resultados deberían estar en febrero. Respecto el delito de estafa, Pavez precisa que “la Fiscalía  no está convencida de esa figura” y que hoy, en el Juzgado de Quintero, se decidirá si se sigue con esa arista de investigación.

“La Policía de Investigaciones (PDI) hizo un informe que muestra abiertamente que esto fue una estafa, porque no es una casa, es una maqueta de casa, una especie a de montaje y no es un caso de diferencia de opinión”, resalta. En caso de que la Fiscalía no admita la estafa, el jurídico no descarta entablar una demanda civil.

La víctima, por su parte, reconoce que se confió en el supuesto profesional porque firmaba los mails como arquitecto y por las referencias que recibió de M.A.G.F., una arquitecta que le dijo a la PDI que había sido compañera de universidad del acusado hasta cuarto año.

Sin embargo, ella misma confirmó que el individuo no firmaba los planos con su nombre y que en su lugar lo hacía P.F.A.R., otra arquitecta que aseguró que participó en el proyecto sólo como dibujante.

OBREROS EN ALERTA

Los testimonios de los trabajadores que participaron en las obras son fundamentales para que la víctima pueda demostrar que fue estafada. Uno de ellos es el de L.A.C.A., el jefe de cuadrilla que le advirtió sobre la estaba.

“No tenía conocimientos acordes a la profesión. No sabía de plomos, resistencias, no tenía especificaciones técnicas, no llevó a un calculista, no hizo inspección ni siquiera de las condiciones sanitarias básicas”, detalló. El trabajador agregó que le dijo a la médico veterinaria que el supuesto arquitecto “no iba a la obra, que sólo hacía compras de materiales y que pasaba el día haciendo otras cosas”.

El viñamarino D.E.G.M., quien también trabajó en la obra junto a su padre, consignó que cuando los llamaron, “las obras que se habían ejecutado eran muy deficientes” y que acordaron hacer arreglos por $30 mil y $25 mil diarios. “Estuvimos trabajando por un periodo de más de un mes, en el cual tuvimos varios problemas con S.M. (…) nos quedó debiendo alrededor de $800.000 $500.000”, dijo.

La médico veterinaria no sería la única afectada por estos hechos. “Hay una pareja de ingleses que se fue al sur y que también fue víctima. También otras personas que estamos tratando de ubicar o esperando que nos contacten”, expresó el abogado querellante.

Categorías:Quintero, Valparaíso

Tagged as: ,

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s