Opinión

[OPINION] No es el 10%, son 40 años de abusos (por Jorge Bustos)

Un país que destruyó la educación pública y privilegió a las empresas de educación afianzó un sistema sobre la base de la ignorancia de las mayorías, es decir, del pueblo con el aval transversal de los partidos políticos.

Ayer asistimos a una clase de educación cívica obligatoria porque el hambre del pueblo y el aburrimiento ilustran más en una semana de lo que la retórica farandulera ha buscado esconder por décadas.

Claro es que algunos, quizás la mayoría, por una cuestión cultural o solo mirar para donde le dicen, encontró fabuloso lo que hicieron los diputados tanto de gobierno como de oposición, otros más audaces y desenfadados han dicho. Se supone que ellos nos representan y, por lo tanto, si las encuestas apoyaban el retiro con un 85% de aprobación, era lo que debían hacer. Otros, más radicales, afirmaron que para eso les pagamos, y demasiado.

paro_por_votacionSin embargo, la prensa oficialista no enfatizará en los caceroleos a la hora de la votación, menos las barricadas cortando carreteras, y menos que la Unión Portuaria llamó a paralizar los puertos de Chile a las 13:00 horas en apoyo a la gente que hoy no ha recibido ningún aporte de parte del Estado, porque creo que todos saben que la ayuda que se le entrega a los compatriotas más necesitados la pagaremos todos los chilenos. No es que los que gobiernan saquen de su dinero para ayudar, y menos los empresarios, porque lo que ellos “donan” lo descuentan de impuestos.

Pero volvamos a esta clase de educación cívica: la principal es que el soberano es el pueblo; cuando le conviene a la casta política, dice que es populismo, pero así está inscrito en todas las constituciones y, al parecer, eso se le olvidó a nuestro pueblo, pero por suerte ayer y anteayer en la noche con el caceroleo lo insinuó.

Pero se debe destacar a los aplicados, los que están entendiendo, qué es la soberanía y cómo se hacen respetar los deseos del pueblo. Esos son los trabajadores portuarios chilenos agrupados en la Unión Portuaria de Chile, que llamaron a detener las faenas para presionar al Parlamento a que respete la voluntad mayoritaria de los chilenos esta vez por una cuestión economicista, pero que espero después sea para terminar con el sistema educacional mercantilista, para asegurar un sistema previsional de reparto y solidario, una salud más humana, etc., etc.

Quizás llego el momento que la Unión Portuaria llame a los otros gremios, o que los otros gremios (de la logística) llamen a los portuarios y acuerden detener el país el día que los senadores voten esta modificación transitoria de la Constitución. Que cada vez que el pueblo quiera algo, los gremios se unan para hacer respetar la voluntad del soberano.

Está claro que las poblaciones más pobres y las no tanto siempre pondrán lo suyo con sus barricadas y cacerolas, porque no es solo el 10% son los años y años que un grupo de rufianes se ha tomado el Estado para robar y esclavizar al pueblo imponiendo este sistema económico asesino, depredador y contaminador.

Seria bueno que se nos empezara a acabar la paciencia.

Opinion_JorgeBustos

Deja un comentario