Viña del Mar

CORE apoya las observaciones ciudadanas al proyecto de saneamiento de terrenos de ex petroleras en Las Salinas y envía oficio al SEA

Por una votación unánime y en el marco de una sesión plenaria de carácter extraordinario, el Consejo Regional (CORE) de Valparaíso apoyó las observaciones planteadas por las organizaciones representantes de la comunidad viñamarina contrarias al proyecto de saneamiento de los terrenos de las ex petroleras de Las Salinas, denunciando además que la opinión de este cuerpo colegiado fue omitida en gran parte de la tramitación de esta iniciativa.

De esta forma, se votó a favor el oficio del Ejecutivo, en el cual se plantean observaciones y reparos al proyecto, no obstante, también se decidió enviar directamente un oficio con la opinión colegiada a la instancia nacional del Servicio de Evaluación Ambiental, organismo que declaró admisibles las reclamaciones de representantes de la comunidad que se oponen a la iniciativa, argumentando un grave peligro para la salud de las personas y daño medioambiental que podría provocarse al remover el terreno cuya tierra contendría una serie de elementos nocivos, entre ellos plomo.

Cabe recordar que, a través de la Comisión de Salud, Medio Ambiente y Patrimonio Natural del CORE, recientemente se realizaron dos reuniones para analizar el tema, oportunidades en que se invitó a exponer a organizaciones ciudadanas y también a la Inmobiliaria Las Salinas, que está detrás del proyecto, la cual se excusó de asistir.

En el oficio enviado al director ejecutivo del Servicio de Evaluación Ambiental, Hernán Brucher, se consigna que el CORE de Valparaíso “mantiene las observaciones expresadas a través del acuerdo de fecha 10 de enero de 2019”, el cual “ha sido el único pronunciamiento formal emitido sobre la materia por este cuerpo colegiado, pues no tuvo conocimiento de los oficios de fechas 28 de octubre de 2019 y 24 de abril de 2020, mediante los cuales se solicitó un pronunciamiento al Gobierno Regional respecto de la Adenda y Adenda Complementaria, respectivamente, señalándose el no pronunciamiento del Gobierno Regional, según consta además en el informe consolidado del proyecto disponible en el SEA”.

En relación a este último tema, en la sesión plenaria se señaló la necesidad de conocer las responsabilidades respecto del silencio administrativo y de las adendas no informadas al CORE, reiterando además la contradicción entre lo señalado en el actual oficio del Ejecutivo y la anterior votación del Intendente, que culminó con la aprobación del proyecto.

El presidente de la Comisión de Salud y Medio Ambiente, Roberto Burgos González, manifestó que “siempre hemos tenido una visión crítica de este proyecto, al conocer pormenorizadamente los antecedentes técnicos, científicos y la opinión de la comunidad, en atención a temas medioambientales críticos, amenazas a la salud de las personas y la necesidad de más áreas verdes. Hemos decidido oficiar directamente al director del Servicio de Evaluación Medioambiental nuestra opinión contraria, compartiendo y haciendo propias las aprehensiones y rechazo manifestado por distintas voces de la comunidad”.

En tanto, el presidente del CORE, Manuel Murillo Calderón, dijo que “la decisión del cuerpo colegiado viene a respaldar lo que han dicho los ciudadanos y los consejeros de la provincia, en favor de proteger este espacio (las ex petroleras) en favor de la comunidad de Viña del Mar, promover la implementación de áreas verdes y rechazar toda especulación inmobiliaria. Este sector fue envenenado por muchos años, de manera que el mejor camino es reparar el daño que se ha ocasionado”.

Principales observaciones planteadas al proyecto:

  • Existencia de un Pasivo Ambiental por uso negligente del terreno.
  • Contaminación de carácter complejo, no sólo hidrocarburos.
  • Terreno rodeado de comunidades.
  • El método propuesto está en directa relación con el desarrollo inmobiliario.
  • Las externalidades negativas son muchas y por 5 años o más.
  • Baja densidad en la comuna de áreas verdes, en relación al deseo de la comunidad de instalar en este terreno un Parque.
  • La manipulación industrial de bacterias no está permitida por normas bioseguridad Conicyt.
  • Viabilidad de aplicar otros métodos de saneamiento, por ejemplo, Fitorremediación.
  • Necesidad de enfatizar el principio precautorio en materia de salud pública.
  • Cercanía de centros de salud y sinergia de contaminantes.
  • Exigencia de un Estudio que dé cuenta de la contaminación en la ladera del paño Las Salinas.
  • Considerar el impacto en la salud mental de la comunidad afectada por la constante expansión inmobiliaria en el sector.
  • Vulneración de principios del derecho ambiental chileno, esto es, el principio precautorio y el principio de participación.

Categories: Viña del Mar

Tagged as: ,

Deja un comentario