Opinión

[OPINION] Desnudando el discurso nocivo contra Sharp (Daniela Carrillo)

En tiempos en que se apela a las emociones y no a los argumentos reales, el discurso irruptivo y nocivo contra Jorge Sharp se agudizó. El relativismo encabezado por El Mercurio y las redes sociales transformadas en verdaderos bots intentan imponer un discurso antojadizo en que la reelección del alcalde porteño sería algo parecido a caer en el infierno. Se le enrostra no ser nacido en Valparaíso, como si eso importara a la hora de gestionar la ciudad. Pero nada se habla del candidato UDI, Carlos Bannen que nació en Santiago.

Desde el inicio de la campaña electoral por el sillón municipal de Valparaíso 2021, el discurso público nocivo hacia Jorge Sharp se ha agudizado. Pero esto no es algo nuevo. Desde hace dos años que se le culpa de todos los males que sufre la ciudad. Pero ahora se agregan nuevas acciones que buscan naturalizar una verdadera intimidación hacia los electores. Con total desnudes y sin ocultar decencia alguna, se nos quiere hacer creer que una reelección de Jorge Sharp sería algo parecido a caer en el infierno.

NARRATIVA DESTERRITORIALIZADA Y NOCIVA

Apelando a la emocionalidad y no a los argumentos de fondo, se intenta hacer creer que Valparaíso agoniza, en medio de una decadente imagen de carpas y gente sucia viviendo en las calles. Como si esto fuera algo único de la ciudad porteña y no parte de una situación repetitiva en el país como causa de la crisis económica. Las carpas familiares en medio de la ciudad es algo que nadie desea. Pero ocurre. Esto también sucede a una cuadra y media de La Moneda, en el bandejón central de la Alameda. Sin embargo, la cobertura sesgada de algunos medios y las despiadadas redes sociales con pretendidas intenciones buscan instalar un monopolio del discurso, en que todo lo que ocurre en Valparaíso es único.

Es una narrativa que copa el espacio público y desterritorializa cualquier otra mirada, donde se vinculan medias verdades y un conjunto de falsedades y también duras mentiras. Cualquier actor mediático puede hablar desde lo que considera su propia verdad, sin importar si tiene respaldo en la realidad.  De esta manera tiene sentido, que un comentarista deportivo (J.C. Guarello) pueda hablar de una ciudad destruida, aunque turistea de vez en cuando en el puerto, en su segunda vivienda. Pero vive realmente en Santiago. También permite a Soledad Alvear, una alta ex presidenciable de la DC que, mostrando una foto del año 2013, intenta enrostrar a Jorge Sharp el deterioro de la ciudad, sin mencionar que la DC tiene una gran responsabilidad en el abandono histórico de Valparaíso.

Algo similar ocurre con Joaquín Lavín, que vaticinó que la ciudad está peor que hace cuatro años. Sin embargo, se le olvidó decir que, con las platas de Penta, que financiaba ilegalmente la política, gastó millones de dólares en el año 2009 en tratar de ganar la elección senatorial en la región y finalmente la perdió. Desde ahí, nunca más se acordó de Valparaíso. Tampoco aludió a la crisis económica y financiera en que dejó Jorge Castro la Municipalidad de Valparaíso, a pesar de ser militante del mismo sector político.

La ciudad presenta un deterioro urbano debido al abandono histórico, el cual se profundizó con el estallido social y, además, la desaparición de distintos locales comerciales y gastronómicos producto de las largas restricciones al comercio local impuesta por el Gobierno. En tal condición, el Gobierno central, y especialmente la Intendencia Regional, tienen la mayor responsabilidad financiera en la recuperación urbana y comercial de Valparaíso.

LO FÁCTICO COMO LENGUAJE EMOCIONAL

El ataque directo y artero contra Sharp, que intenta deteriorar su imagen, es un recurso efectista, pero que dura muy poco.  Una de las recurrentes interpelaciones tiene relación con el origen de su nacimiento. Se le enrostra no ser nacido en Valparaíso, como si eso importara a la hora de gestionar la ciudad. Pero nada se habla del candidato UDI, Carlos Bannen que nació en Santiago. Los que esgrimen este argumento y otros similares, se olvidan que los alcaldes Carlos Van Buren y Lautaro Rosas nacieron en Copiapó y Puerto Montt, respectivamente. El argumento del nacimiento se cae por su propio peso. Pero se repite, una y otra vez, buscando un efecto emotivo y de manipulación.

TODOS CONTRA SHARP

Otros de los recurrentes intentos por hegemonizar un discurso nocivo, es la pretendida idea de que todos están contra Sharp. De esta manera, los titulares de marzo y parte de abril intentan hacer aparecer a Jorge Sharp como polémico, incompetente, aislado y sin un proyecto sustentable de ciudad. Como una verdadera colección de portadas y titulares, se repiten una y otra vez en El Mercurio: “Intendente cuestionó a Sharp”, “Guarello trapea con Sharp”, “Lavín repasa a Sharp” y, por último, “Yuri Zúñiga no apoya a Sharp”.

Pero eso no es todo. Se recurre a la comparación nociva. Mientras el titular menciona que “Virginia Reginato deja su cargo para asumir su candidatura”, en el caso de Jorge Sharp, se hace una lapidaria diferencia: “En medio de polémico concejo Sharp deja su cargo”. Un análisis de discurso podría apreciar que en el caso de Reginato, ella deja el cargo y asume su campaña, mientras que Jorge Sharp, abandona su cargo, sin mencionar su postulación y con una carga de negatividad evidente.

Por otra parte, se intenta mediante operaciones comunicacionales influir en las elecciones, publicando sensacionalistas portadas, precisamente en días previos a los sufragios. A principio de octubre de 2020 (fecha inicial para las elecciones municipales), se acusó a la administración de Jorge Sharp de una supuesta desviación de recursos en el llamado «caso liceos». Finalmente, no se logró el efecto electoral pretendido, que buscaba un ataque electoral directo. La respuesta de Jorge Sharp fue contundente y total: en tres horas recaudó más de 1.700 firmas en la Plaza de la Victoria y se proclamó candidato independiente a la reelección.

OPERADORES POLÍTICOS: NUEVA OPERACIÓN COMUNICACIONAL

La más reciente operación comunicacional tiene relación con supuestos “operadores políticos” que cobran sueldos sin trabajar. La portada de El Mercurio expone a varios trabajadores municipales a honorarios, los cuales respondieron indignados en una declaración pública la falsedad de los antecedentes. Esta nueva manipulación provocó que un grupo de concejales llamara a un Concejo Municipal Extraordinario para tratar el tema, sin importar que los porteños y porteñas tengan necesidades más agobiantes que resolver, en medio de altos niveles de contagio, preocupaciones sociales y económicas. Resulta llamativo que en esta ocasión un diputado de la Región Metropolitana (Juan Antonio Coloma) intervenga directamente en la operación política, dejando al descubierto que los ataques contra Sharp son parte de un objetivo nacional que busca frenar el proceso transformador de cambio y deteriorar su imagen pública.

EL MERCURIO: SE COMPORTA COMO UN ACTOR POLÍTICO

Resulta curioso que el diario El Mercurio, tras el Concejo Municipal Extraordinario, replique su opinión deliberadamente en su nueva portada y se involucre en el debate y, con ello, se comporte como un actor político, demostrando que la filtración de información interna desde la Municipalidad buscaba fines electorales.

Cuando la política se convierte en un espectáculo mediático y los medios de comunicación propician el relativismo informativo, intentando ser parte de las acciones de aquellos que los financian, lo primero que se debilita es la verdad. La sobreapelación constante a una retórica rupturista, en que los medios se transforman en noticia central y no los actores territoriales, lo que prosigue es una clausura del diálogo, el relativismo desplaza a la certeza social y se impone la verdad individualista y fragmentada.

El impacto de las tecnologías y la cultura digital trae consigo un relato que resulta tremendamente atractivo, sobre todo en las redes sociales. Pero también, en ocasiones se acompaña de mentiras y la distorsión deliberada de la realidad. La llamada post verdad no sólo aniquila la función social de los medios informativos, sino que afecta directamente la calidad de la democracia.

Daniela Carrillo
Vocera
Territorios en Red Valparaís
o

Deja un comentario