Regional

Diputado Ibáñez oficia a Medio Ambiente por nueva postergación de anteproyecto para Plan de Descontaminación de Provincia de Quillota

La comuna de La Calera sería zona saturada hace más de 16 años y aún no existe un instrumento de gestión ambiental que dé respuesta a la afectación de la salud de su población.

Esta sería la segunda ampliación que se solicita del anteproyecto para el Plan de Descontaminación de la Provincia de Quillota, ya que en primera instancia este debió haber sido publicado en septiembre de 2020, pero se aplazó a abril de 2021 y luego, en la segunda solicitud, quedó como fecha final el 31 de marzo del año en curso. Este plan vendría a dar una solución para la contaminación por material particulado que estaría afectando a los 205 mil habitantes de la provincia de Quillota y a las comunas de Catemu, Panquehue y Llay Llay.

Ante esta situación, el diputado Diego Ibáñez ofició a la Superintendencia y Seremi de Medio Ambiente de la Región de Valparaíso para que se informe el nuevo cronograma de elaboración del anteproyecto del Plan de Prevención y Descontaminación Atmosférica para la provincia de Quillota y las comunas de Catemu, Panquehue y Llay Llay, ante la postergación solicitada, dados los nuevos antecedentes de las estaciones de monitoreo de la zona. “Nos parece preocupante que este anteproyecto, que debería haber estado listo el año pasado, se vuelva a aplazar, en consideración que la Provincia de Quillota y las comunas de la provincia de San Felipe señaladas, ya están declaradas como zonas saturadas de material particulado desde 2019, pero han pasado dos años y aún no existe un instrumento de gestión ambiental que responda a la afectación de la salud de estas comunidades. Lo que se está postergando finalmente es la vida digna y la salud de la gente y eso no se puede tolerar, menos en pandemia”, indicó el parlamentario.

Pamela Quiroz, activista ambiental de La Calera, manifestó su preocupación por el aplazamiento, donde se debió haber parcelado este plan por provincia. “Lamentablemente, por razones que desconocemos, este decreto para crear estos planes, abarcan a toda la provincia de Quillota, como a otras comunas de la Provincia de San Felipe. Entendemos que la variante también es compleja, porque habla de incorporar un plan preventivo, en el caso de Catemu, por emisiones de CO2, eso es importante, pero debió haberse hecho diferenciado por provincia, ya que esta ampliación perjudica a la Provincia de Quillota, con casi 205 mil habitantes, que vamos a tener que seguir esperando por variantes de una comuna diversa.  Se da como argumento algunos principios administrativos de celeridad y de optimizar los recursos, pero nos preguntamos dónde están nuestros derechos constitucionales, de vivir en un medio ambiente libre de contaminación, el derecho a la vida, a la integridad física de las personas”, señaló la activista.

Además, Quiroz enfatizó en los problemas respiratorios de la población por la crisis del covid-19 y arguyó que La Calera sería zona saturada hace 16 años, según instrumentos de medición. “La mayor complicación que tiene el material particulado en la salud de las personas son problemas respiratorios y ahora en pandemia, con COVID, toda la Provincia de Quillota en cuarentena por contagios agrava la situación. En particular La Calera el 2005, según las mediciones de la Universidad Federico Santa María y los mismos informes de la Superintendencia, corroboran que estamos en zona saturada hace 16 años, entonces por qué seguimos esperando y no poner urgencia en este tema”, finalizó.

Ivanna González, licenciada en Ciencias Jurídicas y Contralora Ciudadana de la zona, hizo hincapié en que nuestra institucionalidad, por los plazos excesivos, estaría fallando en desmedro de los intereses de la gente. “Ya no es sorpresa que una vez más falle nuestra institucionalidad ambiental, que permite que el proceso para la elaboración de los planes de prevención y descontaminación atmosférica tenga plazos muy largos, que pueden prorrogarse una y otra vez, como está sucediendo ahora, situación que solo favorece a las grandes empresas para seguir lucrando en desmedro de las comunidades. Si bien entendemos que deben aportarse nuevos datos, pedimos que nuestras autoridades sean más diligentes y eviten todo tipo de demoras y errores, que pudiesen entrampar este plan, como ocurrió en Quintero y Puchuncaví, porque estamos hablando de nuestra salud y respecto a ella cada día cuenta, sobre todo en tiempos de pandemia en que los sistemas de salud no dan abasto”, culminó.

Categories: Regional

Tagged as: ,

Deja un comentario