Opinión

[OPINION] La importancia de incidir a través del voto (Valeria Cárcamo Vidal)

Históricamente en nuestro país hemos tenido la complejidad de poder incidir en las decisiones políticas para dirigir, podemos verlo desde la perspectiva de la Independencia de Chile hasta la votación de quienes redactarán una nueva Constitución.

En un principio, no se daba la libertad a que las personas comunes y corrientes pudiesen decidir e incidir en el país por la constante discriminación de clases impuesta por la burguesía, por tanto, veíamos una división entre quienes decidían (privilegiados) y quienes quedaban fuera (la clase obrera). Con el avance de la democracia en nuestra historia, se empezaron a incorporar conceptos democráticos a través del voto, pero si lo situamos antes de 1934, este derecho sería solo para hombres. En el caso de seguir en la historia, desde 1934 las mujeres éramos incorporadas a este sistema democrático para que nosotras también podamos ser la incidencia en las decisiones del país, incidir en políticas públicas que siempre fueron liderados por hombres, por tanto, veíamos un derecho representativo para elegir bajo las mismas políticas creadas por hombres.

La última Constitución ratificada a través de un plebiscito anterior a la Constitución de 1980, fue la Constitución de 1925, donde según lo escrito anteriormente, solo los hombres votaron por esa Constitución que regía al país. Si analizamos en profundidad, solo los hombres con un alto estatus social son quienes han planteado políticas públicas hasta la actualidad. Por mucho que haya existido reformas a esa Constitución, su origen seguía siendo antidemocrático (entendido desde la democracia actual). Posterior a esto, la ruptura democrática es la que incide en el país a través del golpe militar de 1973. Desde el enfoque constitucional, quienes inciden y deciden por el país es una junta militar que impone, a través de una dictadura, una Constitución Democrática de la República de Chile (título de la actual Constitución), y dicha Constitución sigue incidiendo en la actualidad.

La historia nos entrega un camino a seguir; actualmente nuestro presidente de la república, Sebastián Piñera fue ratificado como Presidente con 3.796.579 votos, con un país de 14.796.197 personas para votar en Chile y 59.522 personas chilenas desde el extranjero. Seguimos poniendo títulos de democracia sobre realidades antidemocráticas y con falencia de aquello. La forma de hacer funcionar esta antidemocracia ha sido quitando la educación cívica de los establecimientos educacionales y limitando de manera legal la incorporación de nuevas figuras en política.

Actualmente el pueblo Chileno demostró que si buscamos incidir en las políticas públicas a través del manifiesto del voto, aunque hayamos vivido una historia dictatorial, seguimos defendiendo las ideas en las urnas, de esto un claro ejemplo fueron las elecciones del cambio constitucional con una cantidad de votos de 7.519.252 votos en urnas, definitivamente la votación histórica en nuestro país. Esto hay que replicarlo para elegir quienes realmente nos representan para redactar en puño y letra del pueblo, la necesidad de la misma.

El voto en urnas es para incidir en políticas públicas y unificadas, no por la incidencia y decisión de un sistema neoliberal e individualista.

Valeria Cárcamo Vidal
Consejera Política Regional
Revolución Democrática
Región de Valparaíso


Categories: Opinión

Tagged as: , ,

Deja un comentario