Nacional

Trabajar 36 horas a la semana: el plan piloto de Convergencia Social para rebajar la jornada laboral de 5 a 4 días

“No es libre quien no tiene tiempo”. Con esa frase el diputado Diego Ibáñez resume la premisa que inspiró los proyectos de ley y de acuerdo que hoy, con la bancada de Convergencia Social, presentó en el Congreso.

Ambos proyectos complementados le solicitan al Presidente de la República que constituya una mesa técnica integrada por miembros de destacada trayectoria en materias económicas y laborales, elegidos por el Poder Ejecutivo, la Cámara de Diputados, organizaciones sindicales, gremios empresariales y universidades públicas, con el objeto de iniciar un plan piloto por tres años destinado a rebajar la jornada semanal de trabajo de 5 a 4 días, otorgando subsidios, presupuestos y protección al empleo para tal efecto.

“Los avances tecnológicos y la pandemia generaron un cambio de época. Impacta en la cotidianidad, en nuestras relaciones y en nuestro tiempo, develando un sistema social que no ayuda a priorizar la salud mental ni el cuidado. La desigualdad es tiempo, y a quienes están abajo de la pirámide social se les arrebata el tiempo en largas jornadas laborales, en exponerse en el transporte público, dejando de ver a sus hijos o dejando de ejercer ciudadanía. Bajar un día de trabajo es calidad de vida, es pensar la economía colectivamente y centrarla en el ser humano”, sostuvo Ibáñez.

El proyecto de ley sugiere una gradualidad dependiendo del tamaño de la empresa (según ingresos anuales) y que parte disminuyendo las horas de trabajo para luego reducir los días trabajados.

«Los empresarios siempre dicen que no es el momento. Cuando se redujo de 48 a 45 horas, también se decía que sería un desastre para la economía y no fue así. El derecho laboral existe porque hay una asimetría de poder entre el trabajador y su empleador. Se establecen pisos mínimos, porque si no no existirían ni vacaciones, ni jornada laboral, ni ley de la silla. Todas estas cosas tan naturales han sido conquistas por las que se peleó mucho», señaló el diputado Gonzalo Winter.

“Creemos que hay que avanzar de forma gradual y segura, dando un plazo de siete años a las pequeñas empresas, mientras las grandes empresas avanzan más rápido. Proponemos un plan piloto innovador, que lo empuje un grupo de expertos y expertas y de actorías involucradas, apoyado con recursos fiscales para proteger los empleos. Lo que hoy parece una idea disruptiva, mañana será sentido común y una causa ciudadana. Por eso proponemos partir el debate hoy: construyamos un nuevo paradigma humano y ecológico pospandemia”, concluyó Ibáñez.

Categories: Nacional

Tagged as: ,

Deja un comentario