Opinión

[OPINION] El planeta no puede digerir el plástico (Clarita Luz Caneo)

Sé parte de las acciones para frenar su consumo, reutiliza y recicla.

El plástico es un material que sin lugar a dudas ha sido de gran utilidad en la vida de las personas pero ¿A qué costo? Lo cierto es que el planeta no es capaz de hacer desaparecer este material mediante un proceso natural y actualmente nos encontramos en un mundo plagado de plástico. El cambio climático y la crisis ecológica se ha visto exacerbada gracias al actual modelo de economía lineal basado en la extracción de recursos naturales, fabricación de un determinado producto o servicio, su consumo y eliminación, en vez de propender hacia una economía circular. Lo anterior nos ha hecho llegar a un punto donde la mayor parte del plástico simplemente se arroja indiscriminadamente a la basura terminando así en rellenos sanitarios, vertederos, calles, playas, océanos, etc., sin siquiera considerar el hecho que a medida que pasa el tiempo, el plástico que sólo se desechó, sin ser valorizado, se degrada liberando miles de partículas de microplásticos al ambiente, existiendo evidencia científica concluyente que éstos pueden llegar incluso al interior del cuerpo humano, particularmente a través de los alimentos provenientes del mar debido al grave daño que el plástico está causando en la fauna marina y su ecosistema.

En efecto, el principal afectado por la contaminación que produce el plástico en el mundo es el océano. Según datos de la Unión Europea, más del 80% de la basura que se encuentra en el mar es plástico lo que ha repercutido enormemente en la salud de los animales marinos y aves que ingieren este residuo al confundirlo con alimento llegando incluso a provocar su muerte. Se estima que cada año los océanos reciben entre 1.15 a 2.41 millones de toneladas de plástico y más de un millón de aves y más de 100.000 mamíferos marinos mueren como consecuencia de todos los plásticos que llegan al mar.

Debemos hacer algo al respecto y ¡es labor de todos! De lo contrario, se estima que de aquí al 2050 habrá más plástico que peces en el mar.

En Chile, por otra parte, el consumo masivo de los llamados “plásticos de un solo uso” que tienen una vida útil de horas como mucho y la dificultad en su valorización, particularmente en su reciclaje, hace que la cifra de generación de este residuo cada año sea creciente e impactante donde sólo en el sector de establecimientos de consumo de alimentos, se generan anualmente 23.240 toneladas, y de esa cifra, a través del reciclaje el total recuperado es inferior al 10%.

En este sentido, la normativa medioambiental nacional ha ido avanzando, faltando la publicación durante el año 2021 en el Diario Oficial de la Ley que limitará la entrega de plásticos de un solo uso y otros desechables.

Pero, ¿qué son estos llamados «plásticos de un solo uso»? Hablamos de plásticos concebidos desde su diseño como desechables para utilizarlos e inmediatamente desecharlos. Tales como vasos, tazas, copas, tenedores, cucharas, cuchillos, pocillos, mezcladores, platos, bombillas desechables, sachets, cajas, bandejas, individuales, envases de comida preparada, entre otros.

Una vez que esta ley entre en vigencia, establecerá entre otros, que los establecimientos comerciales que expendan alimentos, deban proporcionar productos reutilizables a sus clientes si el consumo se realiza en el local y entregar opciones desechables distintas al plástico que hoy se utiliza si los alimentos son para llevar.

Esta futura ley tendrá una enorme trascendencia en el cuidado del medio ambiente, puesto que evitar la generación de este residuo es la clave para limitar y frenar su negativo impacto. Además, vendrá a robustecer nuestra normativa medioambiental, sumándose a la Ley REP Nº 20.920 que establece el marco para la gestión de residuos, la responsabilidad extendida del productor y fomento al reciclaje; junto a la Ley Nº 21.100 que prohíbe la entrega de bolsas plásticas de comercio.

Vivimos en una era que muchas veces se impone el plástico sin dar siquiera la opción de elegirlo, pero lo que siempre podemos elegir es hacerse cargo de este residuo una vez que éste ya se encuentra en nuestras manos.

En R-Acciona te invitamos a sumarte al rechazo del plástico eligiendo alternativas ambientalmente racionales y sustentables. Recuerda que reutilizar siempre será mejor opción que reciclar puesto que genera menores impactos en el medio ambiente.

“Sé parte de la solución y no del problema”.
“Todos podemos ser actores de cambio”.
“El planeta no puede solo. Requiere la ayuda de cada uno de nosotros.

Las conductas de los consumidores son movilizadoras del mercado y si todos rechazamos el plástico, sí podemos lograr reducir la generación del plástico en el mundo.

Clarita Luz Caneo
Abogada medioambiental
R-Acciona



Deja un comentario