Cultura

Tremens lanza clip realizado en ex centro de tortura de Valparaíso

Al interior de una celda se realizó el rodaje de la nueva obra del porteño.

Desconocido, brutal e histórico es el pasado del icónico sitio escogido por el músico para su nuevo single. Fiel a su estilo, el artista porteño una vez más nos regala una letra y música desde un plano psicológico que puede agradar o no, pero el que a nadie le resulta indiferente. Y es que el músico decidió que el escenario de su nuevo single sería, nada más y nada menos, que el interior de una de las celdas del ex centro de tortura y detención de la Corporación de Memoria e Integración, la “COMI”, emplazada en Cerro Barón, Valparaíso.

El otrora sitio ocupado por una comisaría en tiempos de dictadura, hoy centro de cultura y memoria rescatado por los habitantes del mencionado cerro, brindó el escenario perfecto para la lírica mordaz que se estaba gestando en silencio bajo la pluma del siempre ácido, pero certero, Tremens.

El espacio lo conmovió desde un principio, una especie de amor fatal a primera vista, el lugar perfecto para confabular con su propuesta. La vibración sensorial experimentada al interior del lugar y la historia detrás de éste, simplemente fulminaron la siempre aullante consciencia de este músico que no tiene intenciones de dejar su trono de barro para ser amable, sino que es el grito de la propia naturaleza humana la que refleja como un puente entre él y su oyente.

Con la clara intención de otorgar a esta nueva y feroz pieza la densidad apropiada, Tremens invitó a ser parte de esta cita negra con la historia a “Nico Happy”, multifacético músico porteño que divaga por distintos estilos y proyectos musicales de la escena porteña, acumulando una gran trayectoria en la ciudad puerto. Juntos lograron la alquimia que terminó por hacer a esta pieza un grito a lo profundo de la conciencia que nos emparenta como sociedad, o quizá, también a la que nos separa.

El teclado sintetizador de Happy da broche de oro, o sangre, en un “solo” que eleva a ambos músicos a través de la sustancia invisible del espacio. Todo en una obra audiovisual con una suerte de “eficacia de lo simple” en la toma directa, donde el ojo entrenado de Ernesto Calderón Dondero (Cámara) se panea por los planos mas agudos de la técnica fílmica para hacer juicio a la obra. Mientras la calidad de este sonido directo, simplemente es sublime gracias al oído experto de Ricardo Peña Said en las perillas y “máster” de esta producción cien por ciento porteña.

COMI en la actualidad se levanta como un centro cultural y de memoria gracias a la comunidad del Cerro Barón. Su férrea voluntad y trabajo comunitario, ha mantenido en pie este lugar para lograr convertirlo en el sitio patrimonial que hoy recibe a todo quién que quiera conocer su historia. La celda del rodaje de este clip aún conserva marcas en los muros como huella y testimonio de quienes estuvieron recluidos en el lugar en tiempos de dictadura. Todas estas condiciones del espacio fueron las que prendieron mecha en el inquieto intelecto del artista.

Desde la apreciación musical, fílmica o histórica, esta nueva producción del músico porteño es una obra conceptual en todos sus aspectos, un trabajo bien logrado desde la imaginación a la plasma audiovisual, una joya de la escena independiente nacional donde tan cómodo se siente este notorio artista que ya está traspasando fronteras con su mensaje.

Tremens viene de numerosas presentaciones, muchas de nivel internacional y el futuro del artista está lleno de actividades; brindará y grabará conciertos en la capital, proyecta gira en Argentina para 2022, país donde ya es parte de la agenda de numerosas emisoras y medios en donde será entrevistado este mes y el próximo. Además, ya se encuentra definiendo fecha para el lanzamiento de su tercer disco.

Categories: Cultura

Deja un comentario