Cultura

Repudio internacional a muestra de cubana Tania Bruguera en Museo de la Solidaridad Salvador Allende

· Nieto del ex Presidente, Pablo Sepúlveda Allende, hace llamado a adherir a declaración para denunciar la falta de coherencia entre la exposición y la misión del museo. Esto en el contexto del 50º aniversario del golpe de Estado en Chile.

Repudio internacional ha generado la invitación realizada por el Museo de la Solidaridad Salvador Allende a la activista política cubana Tania Bruguera para exponer en sus instalaciones.  En declaración publica, el nieto del ex Presidente, Pablo Sepúlveda Allende, junto a diversas personalidades del mundo político y artístico, organismos de defensa de los derechos humanos y organizaciones sociales, hacen un enérgico llamado a suspender la muestra de manera inmediata y la reestructuración del directorio del museo.

“Consideramos este acto como una inaceptable provocación y una falta de respeto hacia la memoria y trayectoria del Presidente Salvador Allende Gossens”, señala la declaración, puntualizando que “no es de extrañar” debido a que su directorio “es controlado por destacados ex concertacionistas y familiares que concurrieron en su momento en ataques al gobierno de la UP y durante los años 90 en los pactos tácitos de impunidad con los que se posibilitó, entre otras cosas, la liberación del dictador Pinochet detenido en ese momento en Londres”, haciendo referencia al lobista Enrique Correa, quien estuvo involucrado en “la operación de falsificación histórica iniciada por la dictadura y que buscó ocultar el asesinato del presidente Salvador Allende. Quien es hoy parte del directorio del museo, siendo ex Ministro Secretario General de Gobierno, implementó cuestionables y obscuras acciones que rodearon el funeral póstumo del Presidente Salvador Allende en el año 1990”.


Declaración Internacional en repudio a la muestra de Tania Bruguera en el Museo de la Solidaridad Salvador Allende de Chile

“Gracias compañero, amigo, comandante de la esperanza latinoamericana, Fidel Castro” Salvador Allende.

-Quienes firmamos este comunicado, repudiamos la reciente decisión de los directivos del Museo de la Solidaridad Salvador Allende de invitar a exponer a la activista política cubana Tania Bruguera en las instalaciones que llevan el nombre de Salvador Allende en el contexto del 50 aniversario del golpe de Estado en Chile. Consideramos este acto como una inaceptable provocación y una falta de respeto hacia la memoria y trayectoria del Presidente Salvador Allende Gossens.

-El MSSA nace en 1971 en pleno proceso de cambio con el objetivo de brindar al pueblo de Chile un museo compuesto por obras donadas por artistas solidarios con la vía chilena al socialismo. El museo es patrimonio de todo un pueblo y en ningún caso puede ser considerado como propiedad de un grupo acotado ni mucho menos puede ser utilizado para fines contrarios a sus propósitos originarios.

-Para nadie es un secreto el respeto y admiración que siempre tuvo Salvador Allende para con el pueblo y el proceso revolucionario cubano. Son de público conocimiento los estrechos lazos de amistad y hermandad que mantuvo el Gobierno de la Unidad Popular con la Revolución Cubana liderada por el Comandante Fidel Castro Ruz. En el mismo sentido, cabe recordar la activa solidaridad que brindó el pueblo cubano al pueblo chileno desde el primer momento del golpe cívico militar de septiembre de 1973. Más recientemente la invaluable ayuda que prestó el Gobierno cubano tras el terremoto que asoló nuestro país el año 2010 instalando dos hospitales de campaña, uno en Rancagua y otro en Chillán.

-Consideramos que la muestra de Tania Bruguera es una grave afrenta y una falta de honestidad intelectual, ya que la artista busca trazar un paralelismo entre la dictadura cívico-militar chilena de Pinochet con lo que ella llama “la realidad que vive el pueblo de Cuba” (sic), una comparación deshonesta y sin fundamento alguno. En su reciente paso por Chile en el mes de julio la señora Bruguera sostuvo que: “Durante la etapa de la dictadura en Chile, el pueblo chileno contó con la solidaridad del pueblo cubano. Quizás hoy, se necesita una acción en reverso, para cambiar la realidad que enfrenta el pueblo en Cuba”. Su afirmación política ignora una realidad indesmentible: En los 64 años desde el triunfo de la Revolución Cubana, jamás se han implementado políticas sistemáticas de exterminio, asesinatos, torturas y desaparición de personas, como las que sí se produjeron durante la cruenta dictadura de Pinochet en Chile.

-En su reciente visita a Chile, Tania Bruguera realizó una serie de reuniones políticas que evidencian y dejan al descubierto sus verdaderos objetivos. Entre estas se reunió con una denominada “Asociación de cubanos libres en Chile”, organización que en redes sociales realiza una virulenta propaganda en contra del legado del Presidente Salvador Allende y de la Unidad Popular, compartiendo mensajes y afiches con frases como esta: “Salvador Allende, la tiranía de la que Chile se salvó hace 50 años”. Lo anterior confirma el carácter reaccionario de Bruguera, su desprecio total a la figura de Allende y devela sus verdaderos objetivos al utilizar la tribuna del MSSA con la complicidad de sus directivos para no sólo atacar a Cuba, sino reforzar la tesis reaccionaria de que las acciones del gobierno de la Unidad Popular son en parte responsables del golpe de Estado.

-A su vez, la muestra en cuestión no se ajusta a los principios y objetivos del MSSA los cuales se orientan a “activar, conservar y difundir una de las colecciones de artes visuales más importantes de Latinoamérica, donada por los artistas del mundo en solidaridad al pueblo de Chile, a partir del gobierno de Salvador Allende” según señala su página web y a “activar, conservar y difundir mediante prácticas contemporáneas que dinamizan la relación con los públicos y la sociedad, de acuerdo a nuestros valores fundacionales: fraternidad, arte y política.” En ningún caso la obra de la activista política apunta a este objetivo y no se relaciona con la historia de la Unidad Popular y tampoco la crítica al gobierno de Cuba dice relación con estos objetivos.

-La completa falta de coherencia entre la muestra y la misión de MSSA es aún más grave toda vez que el Museo recibe anualmente y por asignación directa más de 500 millones de pesos (603.000 dólares) a través del mecanismo “convenios de colaboración y transferencia de recursos” desde el Ministerio de las Culturas y las Artes a través de la fundación “Arte y solidaridad”. En un contexto de duro cuestionamiento de la ciudadanía al financiamiento del Estado a fundaciones, orientar dineros estatales que pertenecen a todos los chilenos a una muestra que violenta la propia misión de la fundación MSSA es algo sumamente grave.

-A su vez la muestra es una afrenta a las y los artistas cubanos que desinteresadamente donaron sus obras al Museo de la Solidaridad. Desde ya exigimos una muestra de desagravio hacia los artistas René Portocarrero, Mariano Rodríguez, Juan Vásquez Martín, Lesbia Vent Dumois, Salvador Corratge, Carmelo González, Ernesto González, Luis Martínez Pedro, Raúl Martínez, Amelia Pelaez, Eduardo Abela Alonso, René Ávila, Adigio Benítez y Alberto Carol.

-En la declaración del directorio del museo insisten en mantener la muestra y se suman al coro de voces de la derecha y de sectores de políticos que imputan a las organizaciones de DDHH que han denunciado esta ola de revisionismo histórico, el ser orientada por un afán partidario (“Nos desembarcamos también de polémicas partidarias que solo provocan el aumento de la beligerancia del debate”). No es de extrañar en un directorio controlado por destacados ex concertacionistas y familiares que concurrieron en su momento en ataques al gobierno de la UP y durante los años 90 en los pactos tácitos de impunidad con los que se posibilitó entre otras cosas la liberación del dictador Pinochet detenido en ese momento en Londres. Especial atención colocamos a las denuncias realizadas por el destacado cineasta Miguel Littin y el periodista Francisco Marín que involucran al lobista Enrique Correa en la operación de falsificación histórica iniciada por la dictadura y que buscó ocultar el asesinato del presidente Salvador Allende. Quien es hoy parte del directorio del museo, siendo ex Ministro Secretario General de Gobierno, implementó cuestionables y obscuras acciones que rodearon el funeral póstumo del Presidente Salvador Allende en el año 1990.

Dado los hechos anteriormente descritos, exigimos:

  1. La suspensión inmediata de la muestra
  2. Realizar un Acto de reparación a la memoria de los artistas cubanos revolucionarios que donaron sus obras al MSSA.
  3. La inmediata reestructuración del directorio del museo para asegurar una efectiva participación de las organizaciones de DDHH y movimientos sociales y populares.

Desde ya, invitamos al desarrollo de las más amplias y diversas formas de movilización en protesta y repudio en Chile y en la región para conseguir la suspensión de este nuevo intento de ataque a la memoria del Presidente Salvador Allende.

Para firmar llena el formulario pincha la imagen:

Categorías:Cultura

Etiquetado como:,,

Deja un comentario