Valparaíso

Bochornosa performance de Concejales DC y UDI en el Concejo Municipal porteño

Los ediles decidieron abandonar el Concejo sin mayor explicación impidiendo votar corrección de proceso de adjudicación de contrato de aseo por error de forma de Cooperativa Renacer Patrimonial.

Una extraña situación se vivió en el Concejo Municipal extraordinario de ayer lunes. Esto luego que los concejales DC y UDI decidieran abandonar la sala y dirigirse hacia la Contraloría Regional, lugar donde los esperaban diversos medios de comunicación. La maniobra tenía por objetivo invalidar de manera pública la licitación para la prestación de servicios de aseo a la Municipalidad de Valparaíso adjudicada a la Cooperativa “Renacer Patrimonial”, contrato por un monto total de 1100 millones de pesos anuales.

La iniciativa que congrega a unos 180 trabajadores se debió poner en pausa debido a que no especificaba si el precio ofrecido era neto o incluía IVA. No obstante este detalle, toda la licitación se llevó a cabo de forma correcta.

La propuesta del alcalde Jorge Sharp era corregir este monto y seguir adelante. “Esta acción era completamente legal y fue justificada por dos informes de la Dirección de Control y de Asistencia Jurídica, pedidos por los mismos concejales”, sostuvo el edil.

En su momento, la adjudicación, inédita en el país, tuvo una amplia cobertura de prensa debido a que, como se indicara, refleja una nueva forma de organización de los empleados y de entender el valor del trabajo respecto de uno de los segmentos más precarizados dentro de los trabajadores municipales, como son los funcionarios del aseo, asegurando mejores condiciones de trabajo y sueldos más dignos para los asociados. Sin embargo, la medida no cayó bien en todos los concejales, principalmente en los concejales Marcelo Barraza (DC), Eugenio Trincado (DC), Luis Soto (UDI) y Carlos Bannen (UDI), quienes convocaron a través del concejal Bannen a la prensa a las 11:00 hrs. en el edificio de la Contraloría.

Imagen: Twitter @Paulogomezp

La pauta señalaba: “Un grupo de Concejales de Valparaíso, encabezados por el edil Carlos Bannen, junto a trabajadores municipales, llegarán hasta la Contraloría para presentar un requerimiento por irregularidades en la licitación de mano de obra para el aseo en la comuna.” La citación indica la hora, fecha y dirección del edificio, y fue enviada a los medios la tarde del domingo, confirmándose así que lo vivido en el Concejo extraordinario no fue más que la escenificación de una maniobra comunicacional articulada con anterioridad.

 

Durante la sesión, en la cual el Alcalde Jorge Sharp se disponía a dar su argumentación, sin mediar razón ni motivo, el concejal Trincado encendió su micrófono y señaló: “Alcalde, veo que no vamos a llegar a acuerdo, así que me retiro rumbo a Contraloría”. A la actuación de Trincado se sumaron los concejales Barraza, Bannen y Soto.

Cabe señalar que los órganos de control interno municipal (Unidad de Control y Asesoría Jurídica) ya habían recomendado retrotraer el proceso para poder subsanar la diferencia en las cifras, acto que habría solucionado el problema, y permitido dar seguridad a los 150 trabajadores. Pero, producto de la “performance” de los concejales, la que concluyó con una solicitud de pronunciamiento de la Contraloría Regional de la República, se pone en incertidumbre el futuro de más de cien trabajadores que apostaron por la cooperativización en vez de la subcontratación.

El Alcalde de Valparaíso, por su parte, catalogó la acción de los concejales señalando que “quizá si esos concejales hubieran tenido la rigurosidad que hoy día demuestran, quizá la Municipalidad habría tenido una situación administrativa y financiera distinta a la que recibimos hace un año y medio atrás, quizá hubiésemos tenido una Municipalidad menos endeudada. Hubiesen fiscalizado el contrato de Total Transport, de ex Feza, de Eagle Car, así hubiesen evitado el desfalco del que hoy es objeto la Municipalidad”.

Categories: Valparaíso

Tagged as: ,

1 reply »

Deja un comentario