San Antonio

Autoridades regionales se unen para apoyar a trabajadores tras cierre de fábrica Maersk en San Antonio

Autoridades de la región de Valparaíso calificaron de grave la decisión de Maersk de despedir a más de 1.200 trabajadores y anunciaron acciones para enfrentar el desempleo. 

Maersk1Son 1.209 los trabajadores que se han quedado sin su fuente laboral luego del cierre de la planta de la empresa danesa Maersk Container Industry en San Antonio, generando un duro golpe al empleo local. Alrededor de 800 de los trabajadores despedidos son de la comuna, lo que representa el 5% de la fuerza de trabajo. 

La gerenta de la Cámara de Comercio, Industria, Servicios y Turismo de San Antonio, Soledad Piñeiro, aseguró que el impacto será mayor debido a que la planta era el principal cliente de proveedores locales de servicios, principalmente en los rubros de transporte, alimentación y seguridad, lo cual resultará en una inevitable alza en la tasa de cesantía que podría alcanzar el 20% en la provincia. Asimismo, «el abrupto fin de la fábrica abre interrogantes sobre las ventajas logísticas locales en el marco de los proyectos de expansión portuarios», señaló Piñeiro.

La fábrica de contenedores, que se instaló en la comuna hace seis años y comenzó sus operaciones en 2015, cerró «sin previo aviso a ningún dirigente sindical, a ningún ejecutivo de Chile, y sin avisarle a ninguna autoridad de gobierno», señaló el ministro del Trabajo, Nicolás Monckeberg.

El Intendente regional, Jorge Martínez, instruyó a los Secretarios Regionales Ministeriales del Trabajo y de Economía, en coordinación con la Gobernación provincial a buscar planes y programas extraordinarios de reconversión laboral para abordar los despidos masivos.

Cabe señalar que en la fábrica se desempeñaban alrededor de 200 mujeres, muchas de ellas dueñas de casa que se acogieron a programas de capacitación del Estado, a través del SENCE, en soldadura, operación de robótica y otras especialidades metalmecánicas.

El alcalde de San Antonio, Omar Vera, anunció que pedirá una audiencia con el ministro del Trabajo para «buscar alternativas como acelerar inversiones en actividades agrícolas tecnificadas que podrían absorber esta mano de obra calificada», esto mientras, a través de un comunicado de la Municipalidad sanantonina, «lamenta la determinación adoptada (por Maerk), entendiendo los motivos económicos que imposibilitan su continuidad, y agradecemos la confianza brindada a nuestra comuna que la recibió»

La «decisión irreversible de poner fin a las operaciones de fabricación de contenedores refrigerados en sus instalaciones de Malvilla, en San Antonio», informada por Maersk en un comunicado después de la jornada laboral del jueves, provocó que los trabajadores anunciaran acciones legales contra la empresa e impulsó el compromiso de todos los parlamentarios de la zona y Consejeros regionales de realizar gestiones en apoyo a las personas despedidas.

Entre las acciones propuestas están las de prestar asesoría jurídica a los trabajadores y la priorización de proyectos y obras para generar empleos. Además, se busca que la empresa no desmantele las instalaciones, para que puedan usarse para otras actividades.

Maersk2

Reunión de la diputada Camila Rojas y el Consejero Regional Jorge Mora con trabajadores de Maersk.

La diputada Camila Rojas (Frente Amplio), a través de Facebook, hizo una dura crítica a los despidos y aseguró que «no nos quedaremos de brazos cruzados y buscaremos, junto con las y los trabajadores, una forma de superar esta crisis local».

El senador Juan Ignacio Latorre (FA), a través de su cuenta de Twitter, expresó su solidaridad con los trabajadores despedidos por Maersk en San Antonio, medida que calificó de «irresponsable y sin previo aviso, que deja a 1200 trabajadores en la calle. Quedamos atentos a las acciones del gobierno en apoyo a trabajadores y familias afectadas».

El senador Ricardo Lagos (PPD) por Twitter cuestionó la «inexplicable actitud de la empresa. Mi solidaridad con los y las trabajadores y sus familias», en tanto, Marcelo Díaz (PS), a través de la misma red social, recuerda que Maersk «llegó prometiendo miles de empleos y mejores condiciones laborales hoy despide abruptamente a todos sus trabajadores y cierra su fábrica. Instamos al ministerio y Dirección del Trabajo a hacerse presentes en San Antonio y velar x los derechos de los trabajadores».

El diputado Andrés Celis (RN) describió el cierre de la fábrica como «un duro golpe, me parece que la actitud de la empresa es de una cobardía inaceptable, me parece de un aprovechamiento también injustificado». El Senador Francisco Chahuán (RN) llamó a tomar medidas concretas y «priorizar proyectos y obras que den empleo desde el Gobierno Regional».

El Consejero Regional Juan Mora (Frente Amplio), en un video publicado en Facebook, señaló que «nosotros como autoridades no podemos quedar ajenos a esto. Yo personalmente me comprometo a hablar con otros colegas y personeros políticos para pedir alguna explicación y buscar una solución. No podemos seguir aguantando estas vulneraciones de empresarios irresponsables».