Nacional

[VIDEO] «Me da miedo la salud pública”: La crisis de la salud en la región de Valparaíso

Video subido a redes sociales relata el dramático testimonio de una paciente a casi un mes del trágico fallecimiento de la pequeña Amelia Salazar por presunta negligencia médica y falta de camas en los servicios de salud pública en Valparaíso.

En un país donde el derecho a la salud no está garantizado en la Constitución, sino solamente el derecho a elegir entre cotizar en ISAPRE (sistema privado de prestaciones de salud que expulsa a los enfermos mediante el cobro de primas cada vez mayores) o FONASA (sistema público a través del cual se atiende el 80% de la población, la de mayor riesgo por su edad, sexo, condición socioeconómica o preexistencias), la reincidencia de casos de malos tratos, negligencias y deficiencias en el sistema de salud pública en Chile es evidencia incontrovertible de que hay una salud para ricos y sanos y otra para los pobres y enfermos.

“Me da miedo la salud pública. Si tú no tienes los medios para invertir en una urgencia, simplemente pierdes como en la guerra”, escribió Pilar Córdova en su muro de Facebook después de horas esperando atención médica en el Hospital Gustavo Fricke de Viña del Mar. “Hay 35 personas antes de mí. La gente está cansada, agotada de tanto esperar”.

El dramático relato de Pilar demuestra, una vez más, el crítico estado en el que se encuentra el sistema público de salud en nuestro país, particularmente, en la región de Valparaíso. “Vengo con una jaqueca que me parte el mate, mareos, vértigo, se me da vuelta todo y soy prioridad 4”, clasificación para la cual, según el sistema de atención priorizada del Ministerio de Salud, se recomienda acudir al Servicio de Atención Pública de Urgencia (SAPU) más cercano. A pesar de haber sido ingresada bajo esa categoría de prioridad “leve”, Pilar optó por atenderse en el Hospital Gustavo Fricke ya que, como ella explica, el SAPU “estaba peor”.

A eso de las 1:30 de la madrugada subió otro video. “Voy a cumplir siete horas para que me atiendan”, cuenta Pilar, “porque soy prioridad 4. Han llamado como 10 veces a personas que ya se han ido, porque se han ido más de 25 personas porque no fueron capaces de esperar porque está todo saturado, está lleno de gente”.

El video también deja en evidencia que en Chile tener “pituto” sigue siendo la mejor manera de asegurar una rápida atención. “Más encima, hacen entrar a una persona porque es amiga del paramédico”, reclama Pilar, siendo que “estás pagando y más encima te descuentan plata… No sé qué está pasando en este país. Aquí están los tiempos mejores”.

A UN MES DEL FALLECIMIENTO DE AMELIA

Desgarradora fue la descripción del periplo de Mauricio Salazar y Camila Jorquera, los progenitores de Amelia Rayén, la niña de tan sólo 1 año y 9 meses que falleció luego de varios días de pinponeo entre el Centro de Salud Familiar (CESFAM) Las Cañas, donde atiende un especialista broncopulmonar sólo una vez a la semana, y el Hospital Carlos Van Buren de Valparaíso. Atendida por seis médicos distintos, pasó 20 días tratándose en el sistema público y privado de salud, diagnosticada con resfrío, rinofaringitis e incluso bronquitis. A eso, se suma que Amelia no pudo ser inoculada contra la influenza, puesto que en dos ocasiones no estaba disponible el vacunatorio del CESFAM Las Cañas, según denunció su padre.Amelia

Al momento de requerir hospitalización la madrugada del miércoles 4 de julio, no había cama disponible en la Unidad de Cuidados Intensivos en el Hospital Van Buren, ni en ningún otro recinto hospitalario en la región. A las 7:00 hrs. de ese mismo día falleció producto de complicaciones derivadas de la influenza.

“No puede ser que más niños mueran por falta de camas o lentitud de procedimientos”, denunció la mamá de Amelia. “Es necesario un hospital para niños en Valparaíso y que el CESFAM sea reconstruido”. Cabe recordar que el CESFAM Las Cañas fue destruido en el mega incendio de octubre de 2014 y fue repuesto unos meses después por una estructura modular provisoria de containers instalada a unos 200 metros del recinto siniestrado.

MARCHA POR UNA SALUD DIGNA

El día 4 de agosto, al cumplirse un mes de la partida de Amelia, se conmemorará la fecha con una actividad familiar denominada “Por Amelia prohibido olvidar” en el Parque Italia de Valparaíso. El encuentro, organizado por el Centro Comunitario Las Cañas y la Mesa Comunitaria por una Salud Digna con el apoyo de la Alcaldía Ciudadana, está programado para comenzar a las 16:00 hrs. con música en vivo, juegos, bailes, varieté circense y pintacaritas, entre otras actividades dirigidas principalmente a los niños y niñas de Valparaíso. Según indica la convocatoria, “también habrá stands informativos relacionados a la severa crisis de la salud que hoy afecta a los sectores sociales más desprotegidos y vulnerados”.

El 9 de agosto, a las 19:00 hrs., se realizará una “Marcha familiar por el derecho a tener una salud digna”. En el evento en Facebook, los organizadores llaman a participar porque “no queremos que existan más Amelias que sigan falleciendo por culpa de un sistema de salud negligente y precarizado, tenemos que unirnos y organizarnos para levantar la voz, basta de injusticias con los más pobres”.

Deja un comentario