[OPINION] Pacto Migratorio: Piñera pone a Chile del lado del fascismo (por Gato Dequinta)

Con el rechazo a firmar el Pacto Migratorio de la ONU, Sebastián Piñera puso a Chile en el mismo lado de los países con gobiernos fascistas o de ultraderecha, como Estados Unidos, Austria, Hungría, Israel e Italia.

En septiembre, Piñera había dicho en la mismísima Asamblea General de las Naciones Unidas que este pacto estaba en concordancia con la política interna de Chile. Sin embargo, después de su encuentro con Trump, cambió su posición, como un simple lacayo del mandamás imperialista.

Pero Piñera y la derecha olvidan sus propios orígenes en Chile. La gran mayoría de las familias que integran la oligarquía chilena tiene orígenes en migrantes. Incluidos los españoles que llegaron a Chile desde la Conquista. Veamos algunos ejemplos.

Sebastián Piñera: el patriarca de la familia es originario de Perú. El Canciller Andrés Chadwick: su primer ancestro llegó a Chile desde Inglaterra en 1810.

Y los ministros del gabinete de Piñera son, en su mayoría, descendientes de migrantes extranjeros. Hernán y Felipe Larraín, en Justicia y Hacienda; Paulina Kantor Pupkin, en Deportes; Gonzalo Blumel Mac Iver, secretaria de la Presidencia; Alfredo Moreno Charme, Desarrollo Social; Nicolás Monckeberg, Trabajo; Cristián Monckeberg, Vivienda; Juan Andrés Fontaine, Obras Públicas; Antonio Walker, Agricultura; Baldo Prokurica, Minería; Susana Jiménez Schuster, Energía; Felipe Ward Edwards, Bienes Nacionales; Consuelo Valdés Chadwick, Cultura; Carolina Schmidt, Medioambiente.

Qué decir de los parlamentarios de derecha: senadores Allamand, Chahuán, Durana Semir, Ebensperguer, Prohens, Pugh, Von Baer, Van Rysselberghe. Diputados: Alesasandri, Bellolio, Berger, Carter, Cruz-Coke, Hoffmann, Jürgensen, Kast, Keitel, Kort, Kuschel, Longton, Paulsen, Ratgheb, Sauerbaum, Trisotti, Von Mullenbrock.

¡Ninguno de sus antepasados podrían haber entrado a Chile si se hubiera aplicado la política que impulsa ahora Sebastián Piñera!

Roberto Ampuero es un caso patético. Se decía de izquierda y viajó a Alemania Oriental después del Golpe de 1973. De allí se fue a Cuba y después a Europa. Viajó durante 20 años de un país a otro, renegando de su pasado izquierdista y ahora rechaza reconocer la migración como un derecho humano.

Son las contradicciones de la derecha chilena, que no tiene vergüenza en olvidar su propio pasado buscando su propia conveniencia. Y de paso poniendo a Chile en el peor lado de la historia: en el lado del fascismo, de la xenofobia y del racismo.

Opinion_GatodeQuinta

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s