[OPINION] Lecciones tras la caída de Dobra Lusic: No al chantaje moral (por Gato Dequinta)

Finalmente, el nombre de Dobra Lusic ni siquiera llegó a votarse en el Senado. Ante los graves cuestionamientos en su contra, Sebastián Piñera se vio obligado a retirar su postulación a la Corte Suprema.

Si una lección dejó este incidente es que no podemos aceptar el chantaje moral de personas que lucharon contra la dictadura o ejercieron justicia contra los esbirros de ella y que quieren girar a cuenta de estas acciones, para pretender que hagamos vista gorda sobre posteriores actuaciones que faltan a la ética, rayan la ilegalidad o son derechamente delitos.

Dobra Lusic jugó un importante papel en los ’90 juzgando y condenando a varios agentes de la DINA por atroces violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, pero ese hecho no puede enceguecernos frente a sus recientes actuaciones como, por ejemplo, dictar sentencia en una causa del Banco de Chile en que estaba expresamente inhabilitada por la Corte Suprema; o recomendar para una notaría a John Campos, un sujeto condenado por abuso de menores en Parral; o salvar a dos amigos de Piñera -el ex subsecretario de Minería, Pablo Wagner, y el ex administrador de la campaña de Piñera el 2009, Santiago Valdés- enviando la causa a una sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, en la que estaba una jueza amiga de John Campos, lo que permitió que ambos sujetos fueran sobreseídos; o ser acusada a través de una querella por estafa, de ser “palo blanco” de sus hermanos en la compra de unas parcelas en El Monte a 10 millones de pesos, para venderlas a 250 millones cada una.

La situación de Lusic es similar a la de Cristián Precht, célebre vicario de la Solidaridad, que tuvo una valiente actuación en defensa de los derechos humanos en dictadura, pero que en tiempos recientes fue denunciado por abusos sexuales. Es decir, era héroe de día, pero abusador de noche.

Un tercer caso es el del abogado Luis Toro, también valiente abogado de la Vicaría, quien estuvo a punto de ser asesinado por la CNI en 1986, tras el atentado a Pinochet y que los vecinos le salvaron la vida. Sin embargo, en democracia estuvo preso por estafar a un cliente en 60 millones de pesos.

Otro caso, el cura Renato Poblete. Una buena persona ayudando a los pobres en el Hogar de Cristo, siendo mediador en la liberación de Cristián Edwards en el secuestro del FPMR y hoy denunciado por abusador sexual.

Es de la naturaleza del ser humano tener fortalezas y debilidades. Pero de aquellos que mostraron heroísmo y nobleza en momentos difíciles, lo menos que esperamos es coherencia. No podemos aceptar el chantaje moral de que porque fueron valientes personas ayer, hoy debemos callar para no manchar sus nombres y mantener un silencio cómplice.

Los tiempos ya no están para mantenerse callados.Opinion_GatodeQuinta

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s