[OPINION] Una Noche en el Museo (por Cristian Oliva)

Con un acalorado discurso de un soldado Balmacedista se dio inicio el sábado 18 de mayo a las 17:30 el recorrido que recrea la batalla de Placilla. La última de la Guerra Civil de 1891. En una brillante recreación realizada por integrantes de Aconcagua Recreación e Investigación Histórica, Grupo de Recreación Histórica Quinta Región, La Gran Arme de Santiago, Grupo de Recreación Histórica Guerra del Pacífico y el Museo Histórico de Placilla, los espectadores fuimos testigos de una recreación de una de las guerras más sanguinarias de nuestro país.dav

En 1886 asume José Manuel Balmaceda como Presidente de la República. El clima político que enfrentó no era el mejor: en esos años existía un Congreso que cada vez más quería disminuir el poder del Presidente y teníamos un Presidente que cada vez más quería aumentar sus facultades. En el marco de esta lucha entre estos dos poderes del Estado, en 1981, ante la negativa por parte del Congreso de aprobar la Ley de presupuesto del año, el Presidente aprueba de facto lo negado por el Congreso y se declara como única autoridad frente al país. El Congreso, apoyado por la Armada Nacional, se sublevó, en cambio el Ejército nacional se mantuvo fiel al Presidente, dando comienzo a la Guerra Civil.

digEl evento histórico representado en Placilla es la última batalla que se vivió de esta guerra que comenzó en el norte de Chile y luego se desplazó al centro del país, dándose una batalla en Concón y otra en Placilla. Esta última sería recordada como la más sangrienta de la Guerra Civil: se estima que murieron alrededor de 5.000 personas y, debido a las condiciones de odio entre compatriotas, ni siquiera los soldados tuvieron sepultura digna. Fueron sepultados todos juntos en el campo de batalla y hasta el día de hoy sus cuerpos permanecen ocultos bajo los bosques y casas de Placilla.

Esta recreación que se lleva a cabo en el antiguo Camino Real es una muestra histórica que el Museo Histórico de Placilla ha querido realizar en el marco del programa “Noches de Museos” en donde han querido dar vida a un hecho que impactó a nuestro país. Diego Zabala, de Aconcagua Recreación e Investigación Histórica, quien encarnaría al soldado balmacedista que dio el discurso inicial, nos señala que “la finalidad última de recrear estos hechos es crear conciencia de los lugares que habitamos y de las cosas que suceden en ellos”.

sdrSe destaca que esta iniciativa es sin fines de lucro y es autogestionada por las agrupaciones que se mencionan.

En nuestro país faltan iniciativas culturales que recuerden el valor histórico de los territorios y que sean de fácil acceso monetario para las personas. Una vez más, el Museo Histórico de Placilla nos ha sorprendido.

Opinion_CristianOliva

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s