¿Toque de queda para Viña del Mar?

(Por Roberto Córdova) A través de las redes sociales, la ONG Cenprod enciende las alarmas a propósito de una nota de prensa publicada por El Mercurio en la cual se señala que vecinxs de Viña del Mar solicitan al municipio una consulta ciudadana por la implementación del toque de queda para menores de 14 años en la comuna; siguiendo la línea impulsada por el alcalde “socialista” de Quilpué, Mauricio Viñambres.

Cenprod es una ONG que, si bien funciona como tal desde 2012, la misma es fruto de la organización autogestionada de los pobladores del sector de Forestal, con más de veinte años de trabajo territorial comunitario.

La vasta experiencia en terreno, y particularmente en su trabajo con menores infractores, permite que esta organización hable en propiedad sobre temas relacionados a la seguridad social.

Más allá de las intenciones no develadas por Viñambres, quien podría estar usando el toque de queda como cortina de humo para encubrir las anomalías del plan regulador que quiere imponer a lxs vecinxs de Quilpué –como señalan quienes han dado la pelea por ese controvertido tema- su “brillante idea” prende rápidamente en quienes entienden la seguridad social desde una perspectiva militarista. Ciertamente, la perspectiva de Cenprod es la opuesta a la de Viñambres, y pretende salir al paso a estas medidas simplistas y autoritarias. Hay en ella una crítica profunda al fondo del enfoque autoritario, y de forma, en relación a como los medios de derecha intentan imponer una noticia.

La declaración de Cenprod señala:

El pasado sábado 15 de junio una nota de prensa mercurial temerariamente aseguraba que ya era “consenso entre los dirigentes viñamarinos” la demanda de una consulta ciudadana por un supuesto y necesario “toque de queda” para los niños y niñas menores de 14 años que, después de un horario, circulen por la vía pública de nuestra ciudad viñamarina. Lo anterior, siguiendo el obtuso planteamiento de nuestro vecino alcalde Viñambres para su comuna de Quilpué.

Una lamentable cobertura de prensa que construye la idea de un supuesto lugar común en la comunidad organizada de Viña del Mar en torno a una deseada fórmula de lucha mágica y automática contra la delincuencia infantil. Por supuesto, nada nuevo en un país donde la decimonónica “confiscación de huachos” terminó siendo pan de cada día en la historia de los castigos y el disciplinamiento de los cuerpos infantiles hasta el día de hoy.

A Viñambres ya se le dijo que su monstruosa ordenanza era ilegal e inconstitucional, pero al personaje de libro no le entran balas, su ansia de poder es mucho mayor que su disminuida capacidad de discernimiento moral y político.

Mucho se había demorado la prensa conservadora en tratar de darle sustento “popular” viñamarino a un artificio conculcador de garantías constitucionales con tufillo dictatorial, revivido por Viñambres en la Región de Valparaíso.

Triste la vocería de nuestra alcaldesa Virginia Reginato que, al ser consultada por la materia, no tiene una respuesta clara, precisa y contundente, en realidad no tuvo ninguna, simplemente insistió en que es un asunto a “evaluar” y “estudiar”. O sea, ninguna convicción de ciudadanía y ejercicio de derechos infanto-juveniles. Nada que hacer, usted siempre al debe doña Virginia, esperamos esta vez tenga buenos asesores, porque es un tema que como Centro de Promoción de Derechos Ciudadanos nos convoca y nos ocupa desde lo humano y lo divino.

Que dirigentes acríticas y carentes de reflexión profunda como las presidentas de las Uniones Comunales de Juntas de Vecinos de Forestal y Achupallas Santa Julia, expresen la voz conservadora y autoritaria al interior de nuestros territorios, validando y justificando “toques de queda” como fórmulas deseables, no quiere decir que sea la única verdad que circule y se levante como narrativa pública posible en los centros y márgenes de esta ciudad.

Si vamos a hablar de niñez, riesgo social, vulneración y promoción de derechos, por favor, que sea en serio.

Centro de Promoción de Derechos Ciudadanos
ONG Cenprod, Forestal

La invitación está hecha. Sería interesante ver cómo las organizaciones vivas de la ciudad jardín se pronuncian ante la necesidad de discutir en serio sobre el problema de la seguridad social. No vaya a ser que una vez más su discusión quede en manos de los herederos de la cultura autoritaria.

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s