Asociación de Querellantes Salvador Allende se reúne con ministro especial para causas de DDHH

El encuentro tuvo por objetivo intercambiar información respecto de los avances de causas por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura cívico-militar, y establecer mecanismos de comunicación más efectivos.

La directiva de Asociación de Querellantes Salvador Allende (AQUSA) se reunió con el ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones a los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Jaime Arancibia Pinto, para intercambiar información respecto de diversas causas por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura cívico-militar (1973-1990), así como algunas de las inquietudes surgidas en las asambleas de este año de la organización.

Durante el encuentro, realizado el 3 de septiembre, los representantes de AQUSA informaron al ministro que la organización aumentó el número de integrantes de su equipo jurídico para apoyar la presentación de querellas y el seguimiento de causas en tribunales, noticia que fue recibida con agrado por el ministro, quien solicitó se entregaran los datos de dichos profesionales para ser entregados al equipo de actuarios de la corte.

ArancibiaA su vez, el ministro Arancibia puso en conocimiento de AQUSA que varias causas de derechos humanos que habían sido falladas en contra habían podido ser revisadas debido a que la Corte Suprema estableció jurisprudencia sobre “cosa juzgada fraudulenta”, es decir, cuando no ha habido juicio justo, tribunal neutral o antecedentes no considerados, entre otras causas. El juez precisó que las violaciones a los DDHH en el marco de la política represiva institucional durante la dictadura tienen el carácter de delitos continuados y de lesa humanidad, ambos conceptos asumidos ya por la Corte Suprema.

No obstante reconocer el lento avance en dicha materia y que algunas diligencias podrían quizás no ser tan necesarias, el ministro señaló que lo fundamental era comprobar la detención con el máximo de datos posibles, y se comprometío a revisar las diligencias que no sean importantes para resolver el fondo de las querellas y así cerrar los sumarios a la brevedad.

FAMILIARES EN CASOS DE FALLECIMIENTO

Para el ministro, los familiares que acrediten esa relación pueden querellarse por un ex preso político fallecido o continuar la querella si el querellante fallece durante el proceso. Lo anterior es válido tanto para la parte criminal contra la impunidad, como para la acción civil que busca la indemnización por parte del Estado, según lo mandata el Derecho Internacional de los DDHH y para lo cual la Corte Suprema ha establecido jurisprudencia, permitiendo así asegurar la continuidad de las querellas.

En los casos de ex presos políticos postrados y que no pueden acudir al Tribunal a presentar la querella, el ministro propuso hacer llegar la denuncia, con firma simple, para que el Tribunal la acoja y envíe un funcionario para ratificar el testimonio, trámite que será gestionado por el equipo jurídico de AQUSA.

Finalmente, se establecieron algunos mecanismos de comunicación para que el trabajo de los abogados pueda traducirse en un aporte efectivo a la labor del magistrado y del personal del Departamento de Derechos Humanos de la Corte de Apelaciones de Valparaíso.

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s