[OPINION] Valparaíso de Todos: “Presenciamos un ensañamiento con Valparaíso y su gente” (por Matías Ossio Campos)

¿Sería azaroso que, en el contexto del despertar social que vivimos, el Intendente regional, motivado por diferencias políticas con la Alcaldía Ciudadana, abandonara sus deberes en Valparaíso facilitando condiciones para la proliferación de saqueos, desmanes e inseguridad en nuestra ciudad?

¿Sería coincidencia el flagrante ensañamiento del cual venimos siendo objeto comerciantes y familias en Valparaíso, propiciado por un eventual abandono de deberes de la máxima autoridad regional?

La respuesta evidente es negativa. Y si bien, un eventual abandono de deberes del Sr. Jorge Martínez debería comprobarse mediante los procedimientos destinados para dicho efecto, quisiera aportar con algunas premisas fundamentales que responsabilizarían a su gestión de la difícil situación que atravesamos actualmente en Valparaíso:

  1. Abandono de deberes en Valparaíso.

En su calidad de representante del Presidente de la República, los Intendentes tienen -entre otras funciones-, principalmente las establecidas en el artículo 2° de la Ley N° 19.175, sobre Gobierno y Administración Regional.

En consecuencia, es el Intendente Regional el que debe velar porque en el territorio de su jurisdicción se respete la tranquilidad, orden público y resguardo a las personas y bienes. Adicionalmente, es de responsabilidad de dicha autoridad el requerimiento del auxilio de la fuerza pública en el territorio de su jurisdicción, en conformidad a la ley, siendo responsable de hacer presente a la autoridad administrativa competente del nivel central, con la debida oportunidad, las necesidades de la región en diversas materias, debiendo también adoptar todas las medidas necesarias para prevenir y enfrentar situaciones de emergencia o de catástrofe.

No obstante aquello, el abandono de la ciudad en las dimensiones mencionadas, tornan la gestión del Sr. Jorge Martínez altamente cuestionable en lo referido al cumplimiento de sus deberes.

  1. Indiferencia e incapacidad frente a la agresión sufrida por porteñas y porteños.

Cuantiosos registros audiovisuales, testimonios y acciones legales dan cuenta del abuso a civiles pacíficos, evidenciando un ensañamiento numeroso y reiterado de los derechos fundamentales de porteñas y porteños. De estos últimos, se desprenden vulneraciones a los derechos fundamentales de porteñas y porteños, garantizados por la Constitución de la República de Chile. Dichas transgresiones refieren en particular a la integridad física y psíquica, al libre tránsito, el derecho a reunión y libre expresión, a la honra de porteños. Todo lo anterior es de conocimiento pleno de la ciudadanía y de la prensa local, nacional e internacional.

La indiferencia reiterada de la autoridad llamada a proteger a los habitantes de Valparaíso, y la ausencia de medidas destinadas a facilitar la anticipación, el enfrentamiento proporcional y prevención de hechos que han venido alterando el orden y la integridad de las personas y la propiedad público-privada, cuestionan gravemente el ejercicio de la autoridad del Sr. Jorge Martínez en nuestra ciudad.

  1. La desprotección del comercio y la falta de seguridad en la ciudad.

Numerosas publicaciones dan cuenta de una sobredotación de personal de orden y seguridad para enfrentar desproporcionadamente movilizaciones pacíficas, descuidando el resguardo de la propiedad privada, y generando condiciones para saqueos o agresiones al comercio local. A su vez, numerosos registros que circulan en las redes sociales dan cuenta de lo que serían facilitaciones de saqueos o turbazos hacia locales del retail y farmacias por parte de las fuerzas armadas, generándose un daño económico profundo a la actividad comercial en la ciudad y en general con la sensación de estabilidad y seguridad, atribuible todo a la ausencia de medidas paliativas por parte del gobierno regional.

  1. La motivación ideológica y falta de responsabilidad política.

Desde el comienzo de las manifestaciones en Valparaíso, estas se han mantenido con altas convocatorias y un actuar mayoritariamente pacífico y familiar. Llama la atención la tranquilidad que vive Viña del Mar en contraste con los numerosos hechos vandálicos en nuestra ciudad. El actuar respetuoso de miles de porteñas y porteños en las manifestaciones pacíficas que se han llevado a cabo en nuestra ciudad, se contradice con el actuar desproporcionado de carabineros sobre las familias porteñas que se vienen manifestando legítimamente, pudiendo todo ser evidencia de un claro sesgo de gobierno regional para con el gobierno de la Alcaldía Ciudadana.

Como sea, vivimos un flagrante ensañamiento hacia Valparaíso y su gente, situación que no será fácil de superar si no es con la unidad y transversalidad de las y los porteños.

Por el bien de Valparaíso y su gente, renuncie a su cargo Sr. Jorge Martínez Durán.

Opinion_MatíasOssio2

 

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s