Nacional

Municipios rurales exigen alimentación para escolares durante vacaciones adelantadas

Los alcaldes piden también la “urgente intervención” del ministro de Educación para regularizar la entrega de raciones.

La Asociación de Municipios Rurales (AMUR) a través de un oficio dirigido al ministro de Educación, Raúl Figueroa, solicitó la reconsideración de la extensión y vigencia de las vacaciones de invierno adelantadas a consecuencia de la pandemia o que, en su defecto, la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (JUNAEB), garantice alimentación a los estudiantes durante este receso extraordinario.

A nombre de numerosos alcaldes del país, y a través de su presidente Cristian Balmaceda, alcalde de Pirque, plantearon que durante este tiempo “se empieza a agudizar los problemas de ingresos de las familias más vulnerables”. Ante este contexto, insisten en la “urgente intervención” del titular de la cartera de Educación “para regularizar la entrega de alimentos vía JUNAEB que hoy solo logra abastecer al 80% de los beneficiarios” en las zonas rurales.

En el documento también demandan que no se retomen las clases presenciales el próximo 27 de abril, puesto que, para ese entonces, no estarían las condiciones sanitarias necesarias para resguardar a la comunidad educativa.

Claudio Segovia, alcalde de la Municipalidad de Graneros, abogó para que el Ministerio de Educación clarifique la situación con respecto al retorno a clases para el lunes 27 de abril, ya que no están las condiciones sanitarias para que estudiantes, profesores y funcionarios retomen sus actividades, por lo que no se puede poner en riesgo su salud.

Además, añadió que es necesario regularizar el sistema de alimentación de los estudiantes de colegios rurales. “En estos momentos sólo hemos recibidos prebendas y migajas y no la alimentación que los niños de nuestro país se merecen. De alguna manera queremos ponernos a la altura para que los niños reciban una alimentación digna (…) Nuestros estudiantes no van a regresar a clases, al igual que nuestros profesores y trabajadores de la educación, hasta que el Estado entregue las garantías de que no van a correr ningún riesgo de salud”, explicó el edil.

Por otra parte, el alcalde de la comuna de Curacaví, Juan Pablo Barros, comentó que “hay que privilegiar la salud de nuestros niños y familias antes del tema académico, ya que después se podrán hacer los ajustes para recuperarlo. El asunto de la entrega de cajas de mercaderías es muy importante, ya que no se han entregado las raciones que se habían planteado y el alcance de estas cajas tampoco he llegado a todos alumnos beneficiarios. Durante estas vacaciones no va a llegar ninguna alimentación por dos semanas, por lo que preocupa la situación de las familias más vulnerables, considerando más aún la situación económica que vive nuestro país por el coronavirus. Hago un llamado a Junaeb para que se preocupe de mantener esta alimentación para apoyar a nuestros niños de menos recursos económicos”.

Deja un comentario