Regional

Comunidades víctimas de escasez hídrica celebran resolución que les garantiza entrega de 100 litros de agua por persona

“Sabemos que hay provincias enteras de la V Región severamente afectadas por la sequía que, por cierto, perjudica a los sectores más vulnerables y no a la agroindustria, y por eso celebramos la resolución sanitaria que va en ayuda de las comunidades que han sido golpeadas por el saqueo de este recurso, porque estamos conscientes de que la vida de las personas es prioridad antes que la actividad económica de algunos”, declaró el diputado Diego Ibáñez (Convergencia Social) luego de publicada la resolución sanitaria emanada desde la Seremi de Salud de la región de Valparaíso en la que se establece la obligación de proveer de un mínimo de 100 litros de agua potable a las comunidades azotadas por la sequía.

“Estamos contentos, además, porque esto fue posible gracias a la presión de la comunidad, de las organizaciones ciudadanas, de las y los dirigentes de APR, de municipios y equipos parlamentarios que luchamos por la recuperación democrática del agua”, agregó el parlamentario del Frente Amplio e integrante de las comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales y de Salud de la Cámara.

El mandato de la autoridad llega en un momento crítico para varias comunidades que, ante el llamado del gobierno de enfrentar la crisis ocupando el agua para evitar contagios, vieron amenazadas sus vidas ante la ausencia del recurso hídrico.

Ante dichas circunstancias, distintos municipios, APR, territorios organizados y el equipo de la diputación elaboraron oficios y cartas para presionar a las autoridades a aumentar la cantidad de agua que recibían las comunidades, cosa que finalmente ocurrió.ibañez

Álvaro Escobar, presidente de la APR de la cuenca del río Petorca, destacó la medida, al mismo tiempo en que pidió extenderla más allá de los límites de la crisis actual. “Esto significa que el Gobierno y autoridades están tomando en serio el tema de qué significa vivir con 50 litros de agua, y más aún con esta pandemia que nos está afectando. Lamentablemente, la medida no debiera ser solo por el tema de la pandemia, sino que debe extenderse más allá, porque los temas sanitarios y las necesidades humanas acá son permanentes”.

La activista por el agua de la provincia de Petorca, Bárbara Astudillo, celebró la medida al mismo tiempo en que hizo un llamado de atención a la agroindustria. “Es una medida prudente aumentar la cantidad de agua, pero que esta no alimente el lucro de quienes por años han hecho fortuna con el bien común. Por la justicia ambiental, que los palteros paguen con el privilegio que tuvo una palta por sobre nuestra pobre comunidad. Ahora debemos usar la facultad constitucional de la expropiación para los tranques de la agroindustria con el objetivo de garantizar la higiene e inocuidad sanitaria del agua”.

“Ha primado un poco de sensatez en estos días difíciles”, declaró Gustavo Valdenegro, alcalde de Petorca. “Nadie puede pretender que con 50 litros de agua las personas puedan hacer una vida normal y además tener la higiene que se requiere para no contagiarse con el virus. Por eso es bueno, por el momento, acceder a 100 litros de agua. Sin embargo, lo que verdaderamente necesitamos es no más agua en camiones aljibe, necesitamos atacar el problema, que es estructural con proyectos definitivos para las 7.000 personas de nuestra comuna, donde el suministro de agua es a través de APR”, agregó.

El diputado Ibáñez aprovechó la ocasión para hacer un llamado al Gobierno a hacer uso de las facultades que le entrega el Estado de Catástrofe como, por ejemplo, disponer de la propiedad del agua para ejercer una expropiación que vaya en el sentido de salvar vidas. “El agua hoy, más que nunca, es vida, y estamos conscientes de que en Chile hay agua, pero esta se encuentra mal administrada. Es el momento para que el Gobierno disponga de la propiedad de este recurso, y de esa forma destinarlo a los territorios que de verdad lo necesitan hoy para subsistir”, concluyó.

3 replies »

Deja un comentario