Regional

Pequeños agricultores de Pachacamita denuncian acuerdo entre juntas de vigilancia de río Aconcagua y ESVAL que los deja sin agua para regadío

El diputado Diego Ibáñez, ante la preocupación de pequeños agricultores de La Calera por el cierre del canal Menay, ofició a la DGA para conocer los contenidos del acuerdo y para que, además, indique si existen medidas para mitigar los efectos de éste sobre la pequeña agricultura.

El río Aconcagua está subdividido en cuatro secciones, cada una de las cuales cuenta con una junta de vigilancia que se encarga de administrar el agua superficial a través de los distintos canales abastecidos por éste. Ante el desabastecimiento de ESVAL, la sanitaria generó un acuerdo con las juntas de vigilancia de la primera, segunda y tercera sección del río para recargar el embalse Los Aromos, lo cual habría dejado sin agua a pequeños agricultores de Pachacamita, en la provincia de Quillota.

Camilo Herrera, presidente de la Asociación de Canalistas del Canal Menay, indicó que “toman las decisiones entre cuatro paredes porque, según ellos, es conveniente para el país, pero a nosotros nos pasan por alto, pasan por alto nuestra lucha por el agua y de un momento quedamos sin nada”.

dibanez2Frente a lo anterior, Diego Ibáñez, diputado del Frente Amplio por el distrito, ofició a la Dirección General de Aguas para conocer el contenido del acuerdo y para que se indique si existen medidas para mitigar sus efectos sobre la pequeña agricultura. ”Pequeños agricultores del sector de Pachacamita, en la comuna de Calera, nos manifestaron su preocupación por el cierre del canal Menay que los abastece de agua. Esto sería producto del acuerdo de las juntas de vigilancia del río Aconcagua y ESVAL para recargar el embalse Los Aromos y así priorizar el abastecimiento del Gran Valparaíso. El acuerdo no les fue dado a conocer hasta su aplicación, por lo que hemos oficiado a la DGA para que nos informe respecto al contenido de este”, señaló.

pachacamitaAdemás agregó que “la situación da cuenta no solamente de la sequía, producto de un déficit de precipitaciones, sino que también del modelo de gestión y propiedad del agua que hoy queda en manos de unos pocos. Se ha llegado al extremo donde se decide entre abastecer el consumo del Gran Valparaíso y poner en riesgo la producción de los pequeños agricultores. Necesitamos un acuerdo universal entre grandes y pequeños, sin perjudicar a quienes menos tienen”.

El presidente de la Asociación de Canalistas del canal Menay añadió que “acá en Pachacamita son alrededor de tres mil personas, que van a quedar sin agua, porque el canal abastece a un 40 o 50% de la APR por napas subterráneas y ellos no toman en cuenta eso, sabiendo lo que está pasando con la sequía”.

“Pido que las autoridades vengan a ver el desastre que va a quedar, porque ya nos atacó el coronavirus, tenemos pérdidas de nuestra subsistencia para vivir, las plantaciones, los mercados se cerraron y ahora nos toca el agua, que veníamos sufriendo tanto, pero por lo menos teníamos cada 15 días un turno, ahora no vamos a tener nada. Se juntan las dos cosas para los pequeños agricultores que viven de esto”, finalizó.

Categorías:Regional

Tagged as: , ,

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s