Cartas a la redacción

[CARTA] Agradecimiento a funcionarios de la salud

Estimados funcionarios de la salud:

Mi nombre es Matías y junto a mi esposa les escribimos la carta presente para agradecerles el gran trabajo que están haciendo en estos tiempos difíciles. Es admirable la valentía que demuestran al estar al frente de esta batalla.

Seguramente han visto a muchas personas de distintas edades sufrir por causa de las enfermedades y la muerte. Y en ocasiones las personas se preguntan por qué sufrimos, o por qué permite Dios que sucedan estas cosas. La respuesta que da la biblia nos consuela, ya que esta explica que el mundo no esta bajo el control de Dios, sino de un ser maligno, según lo que dice 1 Juan 5:19. Pero no sólo eso, también Dios promete que todas las cosas que hoy nos hacen sufrir acabarán. En la biblia en el libro de Apocalipsis 21:4 nos dice que el dolor y el sufrimiento, incluyendo la muerte serán cosa del pasado.

Aún surgen preguntas como… ¿Por qué permite Dios el sufrimiento? ¿Cuando acabará? Si desea saber respuesta a éstas u otras preguntas, puede visitar nuestra página de Internet Jw.org, o bien, escribirme a mi correo electrónico.

Muy agradecido, me despido de ustedes
Un cordial saludo
Matías Rodríguez

1 reply »

  1. Estimados funcionarios de la salud:

    Les escribo, para agradecer sinceramente, su labor abnegada al atender a tantos pacientes, en su lugar de trabajo. Creo que también ha sido un sacrificio para su familia.

    Ésta ha sido una situación nunca antes vista en el país y en el mundo, y nos demuestra que estamos en una crisis no solo sanitaria, sino también, es una crisis económica, social y moral, muchas personas sufren y se preguntan si algún día todos estos problemas terminaran.
    En esta breve nota solo quisiera compartir una amorosa promesa: La Sagrada Biblia dice en Apocalipsis 21:4 que en futuro: “Les secará toda lágrima de sus ojos, y la muerte ya no existirá, ni habrá más tristeza ni llanto ni dolor. Las cosas anteriores han desaparecido”. Esto se realizará cuando “venga el Reino de Dios” que enseño a pedir nuestro Señor Jesucristo en el Padre nuestro.
    Le deseo a usted, a su familia y a sus colegas mucho ánimo y fortaleza, el cansancio y las emociones ya deben estar afectándoles y junto a mi familia, sin embargo, Salmo 41:1 nos dice: “Feliz el que trata al desfavorecido con consideración”.
    Les enviamos junto a mi familia un saludo y un inmenso agradecimiento por su invaluable labor.

    Con mucho aprecio,

    Genaro Concha
    Jw.org

Deja un comentario