Internacional

Academia nacional de Ciencias de Alemania entrega recomendaciones para una “superación sostenible de la crisis”

Optimizar la captación de datos y la toma de decisiones, un retorno gradual a las escuelas e impulsos económicos para hacer frente a la crisis climática son parte de las recomendaciones que entrega la Academia Leopoldina. “En vista de la enorme incertidumbre, la ciencia tiene una gran responsabilidad”, dicen.

La Leopoldina es la sociedad científica más antigua del mundo y no ha estado ajena a la crisis global provocada por la pandemia del Covid-19. A través de un documento liberado recientemente, la Academia de científicos de Alemania entregó una serie de recomendaciones para que los países planifiquen la recuperación post-pandemia. El documento completo -y en español- se puede encontrar en DATACOVID, sitio desarrollado por la empresa chilena Data Intelligence, quienes se encargaron de la traducción del material.

Las recomendaciones se dividen en siete principios ordenadores, cuyo foco es el control de la pandemia -evitar el colapso de los servicios de salud- pero al mismo tiempo la importancia de retomar poco a poco la normalidad, sin ignorar aspectos psicológicos, sociales, legales, educativos y económicos de la sociedad. Para eso, es clave que las autoridades tomen decisiones en base a la mejor ciencia disponible.

CONOCER EL NÚMERO PRECISO DE INFECTADOS

La Academia apunta a que todos los países deben mejorar su capacidad de captación de datos en medio de la incertidumbre del COVID-19. Se debe tener un conocimiento preciso del estado de infección y cuantificar de mejor forma los procesos de infección, para que los modelos de desarrollo epidemiológico sean del mayor poder predictivo posible. Para esto, recomiendan pruebas a toda la población y recopilación de datos mediante encuestas. Estas no deben tomar en cuenta exclusivamente la información epidemiológica, sino que también datos sobre movilidad y redes de contacto.

También recomiendan la aplicación de encuestas a través de teléfonos inteligentes y desarrollo de aplicaciones para la comunicación de síntomas a las autoridades. Esto, eso sí, requiere una garantía de protección de los datos y privacidad de los ciudadanos, de forma que entiendan que así están contribuyendo al bien común de detener el curso de la enfermedad.

En la misma línea, apuntan a que las autoridades deben mejorar la comunicación de los riesgos de la pandemia, complementando, por ejemplo, números absolutos (como casos contagiados o muertes) para tener un alcance realista de la amenaza y tener en cuenta el riesgo sistémico (sobrecarga del sistema de salud) como la principal razón por la que se deben tomar medidas de protección.

TOMA DE DECISIONES TRANSPARENTE

También en el área de la comunicación, se apunta a promover un comportamiento individual responsable de los ciudadanos, que para cooperar deben entender que las decisiones están basadas en la ciencia, con estándares claros, inequívocos y comprensibles, y que el retorno a la vida social como antes será tan pronto como sea posible.

Por lo mismo, las autoridades deben ser transparentes en la toma de decisiones, sobre todo en aquellas que conllevan restricciones a los derechos fundamentales.

La crisis supone una serie de consecuencias psicológicas y sociales en la población, que las autoridades deben saber amortiguar. En ese sentido se recomienda enfatizar en la actividad conjunta de todos (lo que cada uno puede hacer), así como fortalecer líneas de ayuda ante riesgos de contagio, miedo, depresión o violencia intrafamiliar. El Estado, dice la sociedad científica, tiene el deber de apoyar a las familias en el cuidado y asesoramiento profesional, sobre todo en período de cuarentena, cuando la carga de las familias puede parecer invisible para el mundo exterior.

VUELTA A CLASES GRADUAL

Respecto a la reapertura de las escuelas, la Leopoldina asegura que debe ser “cuanto antes”, pero es clave que se haga de forma gradual, diferenciando según el año de estudios y tomando en cuenta las circunstancias de cada institución y su capacidad de cumplir requisitos de higiene, distancias, apoyo y orientación.

Recomiendan que en el nivel primario, la “normalización” debe iniciarse en grupos reducidos de máximo 15 estudiantes en salones grandes, mientras que en jardines máximo 5 niños por salón. El retorno debe garantizar a los padres que sus hijos no tendrán el riesgo de contagiarse. Para estudiantes mayores y universitarios, recomiendan posponer el retorno a clases presenciales.

FORTALECIMIENTO DE LA SALUD PÚBLICA

Por último, la Academia Científica alemana entrega una serie de recomendaciones relativas a las medidas económicas que deben tomar los países para superar la crisis de una forma sostenible. En esto es clave la cooperación internacional.

“Ante la crisis climática y de biodiversidad igualmente amenazante que el coronavirus, no puede haber una restauración del Estado anterior”, dice el documento. Apuntan a aprender las lecciones de la pandemia y sus causas, por los que la reactivación económica debe ser con foco en políticas que fortalezcan los servicios públicos, como la salud, y en la protección de ecosistemas.

A corto plazo, recomiendan generar trabajos para prevenir el desempleo masivo en la población y aportar con liquidez y aplazamientos de impuestos a empresas. A mediano plazo, se debe impulsar expansivamente la política fiscal, fortalecer seguros de cesantía e invertir en salud pública, infraestructura digital y protección del clima. Esto debe ser, dice la sociedad científica, aferrándose a una economía de libre mercado.

El documento completo en español se puede descargar en la sección “Coronavirus” del sitio DATACOVID.

Categories: Internacional

Tagged as: , , ,

Deja un comentario