Regional

Diputado Ibáñez oficia a Superintendencia de Medio Ambiente y Municipalidad de Quillota por denuncia contra Maderas Orellana por ruidos molestos

Vecinos señalan que están expuestos a más de 74 decibeles todos los días durante nueve horas al día, seis dias a la semana, y piden a la empresa responsabilidad social. 

Vecinos de Villa El Alba en la ciudad de Quillota denunciaron que la empresa Maderas Orellana produce ruidos muy estruendosos nueve horas al día, que han afectado a su comunidad y al medio ambiente, por los aserraderos que tienen funcionando. Al acercarse los vecinos a la empresa, está habría indicado que los rangos de ruidos estaban dentro de lo que permitía la regulación legal. Sin embargo, al medir de forma particular por medio de un sonómetro, éste indicó 72 decibeles durante el horario en que la empresa estaba en funcionamiento.

Los vecinos y vecinas se acercaron a la Municipalidad de Quillota para pedir una segunda medición, la cual se hizo, pero con un sonómetro descalibrado, lo cual fue reconocido por el inspector. Este mismo aparato fue el que se empleó para la medición anterior que había indicado que los ruidos estaban dentro del rango permitido.

Luego de un mes y medio, la Municipalidad accedió a medir los decibeles con un sonómetro en buen estado, el cual marcó 74 decibeles en la casa más próxima a la mederera, superando lo permitido. El municipio quillotano les indicó que la denuncia debían hacerla los mismos vecinos y vecinas a la Superintendencia de Medio Ambiente, la cual se presento en mayo de 2018 (Expediente nº37-V-2018), sin que hasta el día de hoy se haya resuelto el problema.

a_uno_1005417-900x523-1Ante esta situación, el diputado Diego Ibáñez (Convergencia Social-FA) ofició a la Superintendencia de Medio Ambiente y a la Municipalidad de Quillota para que informen con respecto a la emisión de los ruidos molestos de la empresa aludida y se le dé una solución a la comunidad. “Desde 2018 que esta comunidad viene pidiendo ayuda a las autoridades, para que se les dé solución a una cuestión que los afecta día a día, donde tienen que soportar ruidos estruendosos por más de nueve horas diarias, sin querer siquiera salir de sus casas por ser estos insoportables e incompatibles para la salud de sus familias, para sus vidas y para su bienestar”, señaló.

José Roberts, vecino de la comunidad afectada, indicó “somos un grupo de vecinos de Quillota, del grupo habitacional Villa El Alba, que nos sentimos sumamente complicados y desprotegidos por los ruidos que genera la empresa Maderas Orellana en sus faenas diarias de trabajo. Somos una comunidad de muy poco tiempo, que nos vemos afectada por la empresa que está a menos de 50 metros de nuestras casas, por lo que hemos realizado bastantes gestiones tanto en la Municipalidad como en la Superintendencia de Medio Ambiente, donde ambas confirmaron que efectivamente los ruidos estaban por sobre lo permitido legalmente, pero hasta el día de hoy, luego de dos años, no hemos tenido cambios en nuestro índice de vida y terminar con esta agonía que nos generan los ruidos molestos de la empresa maderera”.

“Le pedimos responsabilidad social a la empresa y que haga trabajos para mitigar los ruidos, viviendo en comunidad sana con ellos, favoreciendo el medio ambiente. No es bueno que estemos expuestos a más de 74 decibeles todos los días durante 9 horas al día por 6 dias a la semana”, finalizó.

Categorías:Regional

Tagged as: , ,

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s