Nacional

Amnistía Internacional hace llamado urgente al Gobierno a iniciar un diálogo significativo con el machi Celestino Córdova

En un comunicado, la organización reiteró su preocupación por el estado de salud del líder espiritual mapuche así como de los otros 26 comuneros mapuche que se encuentran en huelga de hambre. 

DECLARACIÓN PÚBLICA

Amnistía Internacional reitera su preocupación por la situación crítica que vive el machi Celestino Córdova, quien hoy cumple 100 días de huelga de hambre al tiempo que ha anunciado que retomará la huelga seca. Según se ha informado en diversos medios de prensa, el machi –comprendiendo la gravedad de su estado de salud- ha compartido un mensaje en el que señala “Para mí será un orgullo dar la vida por mi pueblo mapuche, por nuestra creencia espiritual que es sagrado por sobre todas las cosas».

Ante este difícil escenario, preocupa además las repercusiones que puede tener el recurso de protección interpuesto por el Servicio de Salud Araucanía Sur y que fue acogido por la Corte de Apelaciones de Temuco. Este recurso autoriza al personal del Hospital Intercultural de Nueva Imperial a implementar las medidas terapéuticas necesarias, incluida la alimentación forzada, aunque esta se realice contra la voluntad del machi Celestino o de su familia.

Con respecto a lo anterior, Amnistía Internacional recuerda a las autoridades que los presos en huelga de hambre, al igual que cualquier otra persona privada de la libertad, tienen derecho a recibir una atención médica adecuada. Esto incluye el principio de consentimiento informado, es decir, el derecho a ser informado de las consecuencias probables de la huelga de hambre sobre su salud, así como el derecho a rechazar el tratamiento médico, incluida la alimentación forzada.

Amnistía Internacional se opone a la alimentación forzosa de toda persona en huelga de hambre que esté en posesión de sus facultades mentales, más aún si esta ha manifestado explícitamente su negativa a recibirla. Dos declaraciones fundamentales de ética médica de la Asociación Médica Mundial – la Declaración de Tokio y la Declaración de Malta – establecen que las personas en huelga de hambre no deben ser sometidas por la fuerza a tratamiento si se niegan a ello y que la alimentación forzosa de una persona en posesión de sus facultades que esté en huelga de hambre es injustificable.

Desde Amnistía Internacional hacemos un llamado urgente al gobierno a iniciar un diálogo significativo con el machi Celestivo Córdova, considerando la participación de autoridades de alto nivel si así se requiere, para buscar alternativas desde la perspectiva de los derechos humanos que permitan que él y las otras personas mapuche privadas de libertad puedan practicar sus creencias, costumbres y cultura durante la prisión. Asimismo, para buscar alternativas diferentes al encarcelamiento, esto de acuerdo a las disposiciones del Convenio 169 de la OIT sobre este tema, en específico los artículos 9 y 10.

En línea con lo anterior, hoy la Corte Suprema escuchó los argumentos de la defensa del machi Celestino en el marco del recurso de amparo presentado que busca que el líder espiritual mapuche cumpla seis meses de la condena en prisión en su comunidad, debido a la pandemia del coronavirus.

Por último, cabe recordar además que actualmente existen otros 26 comuneros mapuche que también se encuentran en huelga de hambre. El proceso de diálogo debiera iniciarse con todos ellos para evitar que lleguen también a una situación de riesgo vital.

Deja un comentario