Valparaíso

Comunidades universitarias dialogan sobre su rol público en la Región de Valparaíso

Académicos, funcionarios y dirigencias estudiantiles relevaron la necesidad de generar un diálogo permanente entre las universidades y las instituciones del Estado.

Más de 30 representantes de comunidades universitarias de la Región de Valparaíso participaron este martes en un encuentro entre diferentes actores de la educación, en el que se abordó el rol público que deben tener estas instituciones para su desarrollo. Académicos, funcionarios y dirigencias estudiantiles protagonizaron la joranada y manifestaron sus preocupaciones e ideas que colaborarían a la construcción de una región más descentralizada y democrática.

En este sentido la consejera regional Nataly Campusano, convocante del evento, destacó la voluntad de democratizar aquel conocimiento, y la positiva influencia que tendrían en la construcción de una mejor región a través de las instituciones del Estado. “La Región de Valparaíso tiene una identidad y convive con muchas comunidades universitarias a lo largo de todo el territorio. Prueba de aquello es que es cuna de numerosos conocimientos que serían muy beneficiosos para nuestro desarrollo en múltiples materias, democratizando ese conocimiento. Por eso creemos importante dialogar con estos espacios, ya que es necesario replantearse el rol público que tienen y pensar qué tipo de relación pueden establecer con las instituciones políticas, como los Gobiernos Regionales, que vaya en pos de las comunidades y, a su vez, que permita relevar los procesos de generación de conocimiento, en donde esta comunidad pueda manifestar sus preocupaciones y exista una colaboración constante en miras a la construcción de una mejor región”, señaló.

Este rol público fue especialmente destacado por las y los asistentes, quienes relevaron su participación en los procesos de cambios sociales en curso, tal como lo planteó el abogado y profesor de derecho de la Universidad de Valparaíso, Jaime Bassa, quien advirtió que “las tendencias del último tiempo en torno a la mercantilización de nuestro trabajo de alguna manera nos han ido separando de los procesos sociales y, probablemente, el actual contexto político y social del país genera las condiciones ideales para que podamos pensar de mejor manera cómo hacemos nuestro trabajo y cómo la actividad académica puede incidir, eventualmente, incluso contribuir en los procesos de cambios sociales”.

En coincidencia con aquello, la doctora en Filosofía y académica de la Universidad Adolfo Ibáñez, Nicole Darat, manifestó que existe una obligación del mundo académico e investigador de contribuir a la sociedad, señalando que “no necesariamente se trata de subordinar las investigaciones a las necesidades presentes en el territorio, sino cuestionar los conceptos y las preguntas mismas que nos hacemos sobre el territorio. Es hacer visibles otros problemas que, con los conceptos heredados del neoliberalismo, permanecen ocultos”.

Alcanzar estos objetivos y aquel diálogo entre las instituciones públicas con la población fue también subrayado por Isaías Rojas, Máster en Astrofísica y Presidente del sindicato de profesores SIDESUP de la Universidad Santa María, quien afirmó que “tener mayor vinculación del futuro Gobierno Regional con, por ejemplo, el ministerio de Ciencia, o que el Estado a través de los Gores oriente la vinculación de las universidades con las mismas necesidades de la región, nos pone ante un escenario completamente nuevo que, pese a la obviedad de esto, no había ocurrido en el pasado. Esto muestra lo positivo que trae la democratización de los Gobiernos Regionales en este proceso histórico”.

Categories: Valparaíso

Deja un comentario