Viña del Mar

Ministro Jaime Arancibia condena a suboficiales en retiro de la Armada por homicidio de garzón en 1974

El ministro en visita extraordinaria para causas por violaciones de los derechos humanos de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Jaime Arancibia Pinto, condenó a tres suboficiales en retiro de la Armada, en calidad de autores del delito consumado de homicidio simple de Óscar Eduardo Marchant Céspedes. Ilícito perpetrado el 19 de febrero de 1974, en la ciudad de Viña del Mar.

En la sentencia (causa rol 110.209-2011), el ministro Arancibia Pinto condenó a los exsuboficiales navales Ramón Humberto Neira Rodríguez, Sergio Alejandro González Quiroz y Luis Nibaldo Pizarro Díaz a 5 años y un día de presidio efectivo, accesorias legales de inhabilitación absoluta perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos y la inhabilitación absoluta para profesiones mientras duren las condena, más el pago de las costas del proceso.

En la causa, el ministro en visita decretó la absolución de Gabriel Gonzalo Baeza Ceballos, por no acreditarse participación, en calidad de autor, en el delito.

Con los antecedentes recopilados en la causa, el ministro en visita dio por acreditado los siguientes hechos:

«Que Oscar Marchant Céspedes, quien se desempeñaba como garzón en un restaurant en el sector de Reñaca, comuna de Viña del Mar, se dirigió al término de su jornada laboral el día 18 de febrero de 1974 junto a un compañero de trabajo hacia un restaurant/club nocturno conocido como ‘El submarino’, ubicado en calle Calera con Rojas Trigo, de la misma comuna.

Pasadas las 00:00 horas del día 19 de febrero de 1974, ya habiendo comenzado el toque de queda, mientras la víctima aún se encontraba en el lugar, esta sale hacia la calle y se involucra en una pelea con otras personas que estaban en las afueras del local.

No obstante haber terminado el incidente en las afueras del local, las personas que se encontraban allí, entre ellas Marchant Céspedes, son advertidas de la llegada de una patrulla de la Armada que se movilizaba en una camioneta marca Chevrolet, modelo C-10, a cargo del Sargento 1° Aniceto Gómez (fallecido) y que se encontraba integrada por los acusados Neira González, Baeza Ceballos, González Quiroz y Pizarro Díaz, y otros (ya fallecidos), que regresaban de su ronda en la población de Canal Beagle e iba de vuelta a su base en la Escuela de Ingeniería Naval, ubicada en la misma comuna. Estas personas comienzan a huir en distintas direcciones para no ser detenidas al estar infringiendo el toque de queda; en el caso de la víctima, éste se dirige a la escala que conecta calle Calera con Av. Concón.

Mientras Marchant se encuentra subiendo la escala, es conminado por el Sargento Gómez a detenerse, orden que habría sido desobedecida por Marchant, quien siguió subiendo. Por ello, el mismo Sargento Gómez da la orden de que se realicen disparos, los que habrían sido realizados por los funcionarios Pizarro y Robles, primeramente al aire y luego uno al cuerpo de la víctima, impactándolo en su muslo izquierdo, por lo que cae herido en uno de los descansos de la escala.

Por orden del Sargento, Marchant Céspedes es tomado por dos de los funcionarios de la patrulla y bajado a rastras por la escala para luego ser subido al pick up de la camioneta. Luego de 20 minutos, la víctima es trasladada al Hospital de Viña del Mar, falleciendo en ese recinto asistencial a las 1:55 horas del mismo día 19 de febrero».

Categories: Viña del Mar

Deja un comentario