Rapa Nui

Ivonne Nahoe, candidata a alcaldesa Rapa Nui: “Tenemos un liderazgo masculino de tres décadas con una visión que no se condice con los nuevos tiempos”

“Soy candidata a Alcaldesa de Rapa Nui y estoy muy motivada para generar los cambios que la isla necesita”. Con estas palabras se presenta Josefina Ivonne Nahoe Zamora al comenzar una distendida conversación sobre sus motivaciones para liderar una comuna cuya administración, como ocurre en muchos otros territorios de nuestro país, ha estado históricamente encabezada por hombres. “Tenemos un liderazgo masculino de tres décadas con una visión que no se condice con los nuevos tiempos”, reflexiona la candidata independiente.

Ivonne Nahoa volvió hace 28 años a la isla para ejercer su profesión “y realizar mi sueño de contribuir a la comunidad, pero mi camino de regreso fue más largo, buscando experiencias para aportar a la isla, aprendí lo que pude y regresé para compartirlo con todas y todos, sin distinción. Creo, con la fuerza de mis ancestros, interpretar a muchos jóvenes que hoy tienen los mismos sueños. Por eso, mi propósito es ayudar a concretarlos, guiar en la educación formando técnicos profesionales, con esa visión, para una cultura con historia, y que tendrá siglos para aportar”.

La decisión de presentarse como candidata en las elecciones municipales fue meditada por años y profundamente analizada, comenta. “Creo que los resultados de la reciente elección de precandidatos constituyentes me dan la razón. Es tiempo de renovar los rostros protagónicos de la política insular, dotar de un aire fresco la gestión municipal y realizar todos los cambios necesarios para un reinicio, acorde a los duros tiempos que enfrentamos. Sin duda, esta nueva realidad global y la pandemia no han sido fáciles de abordar. De aquello y de tantos siglos de historia los rapanui tenemos experiencia y la compartimos”.

Su propuesta de gestión municipal está basada en seis ejes, detalla, “rescatados de las inquietudes de los habitantes isleños y fortalecidos por mi propia experiencia”, los cuales se resumen en: Educación basada en un nuevo modelo educativo con cosmovisión Rapa Nui; Salud de calidad como garantía de bienestar y felicidad; Medio ambiente y valoración al patrimonio humano y cultural; Cultura y empoderamiento de la identidad, para la conservación de las tradiciones; Economía circular con innovación, y Gobernanza municipal transparente, cercana y participativa.

“Me encantaría poder explicar extensamente cada uno de los ejes, pero una entrevista no da como para hacerlo en detalle. Lo que sí les puedo compartir es que cada una de estas áreas tiene como centro y fin a la familia, fundamento de nuestra propia cosmovisión ancestral, instalando a la mujer como el pilar que sostiene nuestro modelo social. Cada uno de estos ejes se entrelaza de modo orgánico con los demás, lo que garantiza un abordaje transversal de nuestras temáticas comunales y problemáticas sociales”.

¿Cómo ha sido postular a la alcaldía, siendo mujer?

-No es fácil para una mujer ingresar a la política. Nuestras responsabilidades son múltiples: familia, hogar, trabajo, vida social y otras áreas. Sin embargo, con el paso de los años, las mujeres hemos ido logrado llegar a altos cargos políticos, como es el caso de Jacinda Ardern, la Primer Ministra de Nueva Zelanda, cuya gestión ha sido muy destacada internacionalmente.

Tampoco juega a nuestro favor un diseño social estructurado históricamente desde lo masculino, por ello, antiguos liderazgos varoniles con años de permanencia en posiciones políticas, tienden a acumular poder, impidiendo el surgimiento de nuevos liderazgos, especialmente femeninos, como es el caso de Rapa Nui, con una autoridad alcaldicia que lleva décadas.

Es sabido que las gobernanzas femeninas tienden a ser en términos de gestión, más empáticas y sensibles, por eso mi enfoque de conducción ha puesto como centro lo social.

¿Qué mensaje les daría a las niñas, respecto a la participación política de las mujeres?

-Las jóvenes de la isla necesitan referentes femeninos que las inspiren a seguir adelante, con la confianza de creer posible concretar sus sueños. Ellas son un gran tesoro humano, sus talentos, sus condiciones, su voluntad, su espíritu, su lucha, su ímpetu, son valores superiores que deben ser bien conducidos. Podríamos decir, incluso, que ellas no son el mañana, ellas son el presente y son necesarias para fortalecer los vínculos de integración cultural de nuestra comunidad diversa. Una que hoy no sólo tiene gente rapanui, sino también chilenos continentales residentes y extranjeros allegados que viven y trabajan con nosotros.

Yo las insto a tener fe en sí mismas, a ser perseverantes, a tener una mirada inclusiva, solidaria, comprometida con el futuro de nuestra sociedad. También es necesario e importante mirar hacia atrás y valorar el legado de las antiguas mujeres históricas de Rapa Nui, recordando que, gracias a las luchas de nuestras abuelas, quienes no contaron que con ningún apoyo ni riqueza material lograron los grandes cambios que permitieron el desarrollo isleño.

¿Cuál es su mirada de las próximas elecciones en Rapa Nui?

-Estamos a un mes de un importante proceso que involucra varios tipos de elección de autoridades, en el que se definirá también el próximo Consejo Municipal que guiará la isla por los próximos cuatro años. Para Rapa Nui significa la oportunidad de renovación de rostros políticos que permita construir una nueva visión de futuro, con mayor integración y cercanía.

Estoy feliz de haber tomado este camino y estar viendo ya, después de un arduo año de trabajo, los resultados de nuestros esfuerzos. Mucha gente está creyendo en nuestra propuesta y espero que me acompañen como coejecutores de este gran proyecto reconectándonos con la naturaleza, renovándonos como comunidad en la manera de comprender el mundo y la diversidad de sus culturas, pero también, y sobre todo, reconociéndonos como unidad social distinta y excepcional.

La hemos visto haciendo bastante trabajo en terreno…

-Ha sido difícil levantar una campaña con los pocos medios de que disponemos en Rapa Nui. Una de las principales debilidades de la campaña está relacionada con el escaso acceso a los medios de comunicación comunales, sobre todo, estando la televisión y la radio local bajo administración municipal. Sin embargo, esto nos ha permitido fortalecer nuestra llegada a la comunidad a través del trabajo en terreno, junto a actores medioambientales, al gremio de turismo, al comercio, a los artistas, a los deportistas, a los jóvenes, a las minorías LGBT, a las mujeres y a las familias.

En el continente, las noticias destacadas de la isla se han centrado fundamentalmente en los vuelos de “Retorno seguro”, el turismo, así como la migración y el alza de precios producto de la pandemia. ¿Cómo han estado enfrentando esta emergencia sanitaria?

-Somos el territorio más alejado de cualquier otro lugar habitado del planeta, por ello, ante la contingencia global, debimos pensar en grande. En marzo de 2020 la comunidad tomó la decisión -por condiciones de seguridad sanitaria- de cerrar el aeropuerto para los vuelos comerciales de turismo. Las principales razones fueron el avance de la pandemia en Chile continental y la vulnerabilidad de la isla por sus condiciones de aislamiento y falta de una infraestructura hospitalaria, que permitiera enfrentar un brote de COVID-19.

Los vuelos de retorno nacen en abril de 2020 ante la necesidad que tenían algunos residentes que habían quedado varados en el continente, de retornar a la isla, muchos de ellos sin tener ayudas necesarias para mantenerse y protegerse de esta epidemia. Desde esa fecha se han programado vuelos de retornos “humanitarios”, sin una definición clara de criterios respecto a quiénes y bajo qué condiciones pueden viajar. Siendo esto último la raíz de la discusión actual que ha impedido la realización del último vuelo.

Sabemos que mientras permanezca bloqueado el ingreso de pasajeros a nuestro territorio insular, se podrá controlar mejor el virus, pero el cierre del aeropuerto ha tenido otras consecuencias también. La cadena logística de abastecimiento insular se vio resentida por la falta de vuelos, lo que significó un grado notable de desabastecimiento y la consecuente alza de precios en productos de primera necesidad que, a través de este año crítico, se ha ido acentuando.

Esta crisis, como ha ocurrido en gran parte del país, ha generado otras dinámicas comunitarias…

-Si bien la reconversión nos permitió generar empleos con recursos públicos y retomar con mayor fuerza nuestras áreas productivas -agrícola, pesquera y ganadera local-, en ausencia de un plan de acción efectivo, no se ha logrado aún sustentar la economía insular.

Hay que reconocer que el principal nicho económico de Rapa Nui es el turismo. Si queremos un futuro sostenible es fundamental cambiar el modelo por uno de turístico sustentable, sacando presión a los ecosistemas de la isla y fortaleciendo la economía circular.

Los movimientos sociales nacen por la falta de resolución a problemáticas importantes para la sociedad rapanui. Situaciones cuyas soluciones han sido postergadas durante los últimos años, sumado a una falta de coordinación entre las instituciones públicas competentes, la poca transparencia y el desinterés por escuchar a los actores comunitarios. Factores que afectan el normal funcionamiento de la institucionalidad en la isla.

Sin embargo, es vital que cada uno de nosotros entienda cada medida para mantenernos en calma. Porque sólo sabiendo cómo actuar individual y colectivamente, es que podremos marcar una diferencia como sociedad unida.

Probablemente, el gran regalo que nos deje esta crisis será el haber revivido el espíritu de Umanga Rapanui, con la misma fuerza que sostuvo a nuestros antepasados.

Deja un comentario