Opinión

[OPINION] Un Gobierno indolente y castigador al mando de una pandemia mortal (Gonzalo Pavez Sepúlveda)

En los últimos días, hemos alcanzado las peores cifras de la pandemia de Covid-19. Llegando al día viernes 9 de abril a 9.171 casos y 129 muertes en las últimas 24 horas. Estas cifras son demoledoras, la estrategia de culpar a la población del gobierno junto a los medios tradicionales, ya no cuadra para nada con la evidencia. Aun tomando en cuenta los permisos de vacaciones entregados, la campaña de vuelta a clases y otras decisiones que tuvieron como resultado que la población se confundiera y bajara las alarmas.

Junto a la campaña de vacunación se necesita incentivar el autocuidado, la distancia física, el uso de mascarilla, lavado de manos y/o alcohol gel y protección facial.

En síntesis, necesitamos un cambio conductual profundo en la sociedad impulsado desde nuestras autoridades. Este cambio se genera a través de la confianza y el respeto (actitud formativa) y no a través del castigo, la represión y quitando derechos ciudadanos (actitud coercitiva).

El gobierno indolente de Sebastián Piñera ha elegido la segunda opción, unido a la desconfianza y el sentimiento de abandono, de sufrir constantes abusos en la comunidad de parte de las autoridades de gobierno, hacen imposible fomentar el autocuidado en las personas.

El pueblo de Chile está pasando innumerables necesidades vitales, como son la alimentación, abrigo, hábitat, salud y medioambiente, pensiones dignas. En pocas palabras en Chile necesitamos “DIGNIDAD”, es imposible con todas estas necesidades seguir con Sebastián Piñera al mando del gobierno.

Es totalmente evidente en el aumento de las fortunas de las familias Piñera, Luksic, Angelini, etc. que este gobierno solo está pensando en las grandes fortunas y cómo incrementar sus riquezas y no en la salud y el bienestar de todo un país.

Repito, Piñera debe renunciar, se debe llegar a un gran acuerdo como país, donde esta crisis la paguen los grandes capitales que han conseguido sus fortunas a través de la destrucción de la naturaleza y un tráfico de influencia feroz.

Esto no da para más. Chile se desangra en manos de un gobierno indolente y castigador.

Gonzalo Pavez Sepúlveda
Un Parque para Las Salina

Categorías:Opinión

Etiquetado como:,,,

Deja un comentario