Opinión

[OPINION] ¿Quién responde por el daño a la salud de las personas en Las Salinas Viña del Mar? (Gonzalo Pavez Sepúlveda)

La resistida propuesta de biorremediación bacteriológica de COPEC, en el paño Las Salinas está en una fase decisiva.

Por una parte, la inmobiliaria Las Salinas de COPEC se alista para mover las tierras contaminadas y emplazar su proyecto de biorremediación bacteriológica.

Como contraparte a estos intereses, se encuentra la comunidad organizada en el movimiento Un Parque para Las Salinas, que ha hecho públicas distintas falencias en el estudio de impacto ambiental (EIA), línea de base ambiental, evaluación de riesgos a la salud humana y, especialmente, la metodología de remediación propuesta por COPEC.

Son graves las falencias observadas en el proyecto referente al daño en la salud humana:

  • Efectos adversos, cancerígenos, mutágenos, genotóxicos, neurotóxicos, inmunotóxicos de los contaminantes en las personas.
  • Daño a la salud en las comunidades aledañas por los 84 años de proceso petroquímicos negligentes, ausencia de estudios epidemiológicos y toxicológicos.
  • Riesgos patógenos de las bacterias usadas en el proceso, acinetobacter, psedomonas, rhodococcus.
  • Efectividad del proceso de remediación bacteriológica propuesta por la empresa, incertidumbre en la metodología a ocupar bioestimulación u/o bioaumentación.
  • Disposición final de Respel (residuos peligrosos) 6395 metros cúbicos de tierras contaminadas.
  • Área de influencia real de la contaminación, presencia de la contaminación en playas y zonas colindantes.
  • Impacto de la contaminación en infraestructuras críticas colindantes como: hospital naval, centros comerciales, Cesfam, centros educativos, universidades.

Estas fallas metodológicas fueron advertidas por la comunidad y científicos de la zona en las cerca de 600 observaciones al proyecto, las 43 personas que presentaron diferentes falencias del EIA en el Comité Evaluador Ambiental (CEA), donde se otorgó la Resolución de Calificación Ambiental (RCA) al proyecto, posterior a esto se presentaron 28 reclamaciones contra la RCA en el comité de ministros. A raíz de las reclamaciones el Servicio de Evaluación ambiental Nacional (SEA) ofició a seis servicios del Estado con la finalidad de aclarar las reclamaciones de la comunidad.

En uno de estos oficios se dirige al Intendente Jorge Martínez, quedó en evidencia que el Consejo Regional (CORE) no fue informado de las respuestas a sus observaciones, creándose un silencio administrativo, denunciado por el CORE y la comunidad afectada.

Además, se generaron oficios a la subsecretaría de salud Paula Daza, donde se solicita información sobre innumerables impactos a la salud humana sin evaluar. También se generaron oficios a la subsecretaría de Medio Ambiente y a la dirección General de agua (DGA), que después de 6 meses no han sido contestadas por los servicios antes mencionados, a pesar de los numerosos ultimátum del SEA.

Esto evidencia la complejidad de las fallas metodológicas expuestas por la comunidad y científicos de la zona y los daños que generarían en la población.

Junto a esto, el 17 de junio el Colegio Médico de la Región de Valparaíso, publica la actualización al informe de Biorremediación Las Salinas, donde el Colmed-V, expone serias dudas y riesgos de análisis en el proyecto de remediación bacteriológica de COPEC, referente al daño a la salud humana y la inocuidad de las bacterias a ocupar (ver página 3 del informe).

Sumando todas las falencias enumeradas en el proceso desde el derecho a la participación ciudadana que ha sido negada, los peligros a la salud de las personas que se verán expuestas, nos cabe la siguiente pregunta: ¿Quién responderá por los daños que se efectúen a la salud de las personas de Viña del Mar?

Son las autoridades las encargadas de hacer cumplir el derecho a vivir en un ambiente libre de contaminación. Y recae en la empresa responder penalmente por los daños a la salud de los habitantes y turistas que frecuentan Las Salinas Viña del Mar.

Gonzalo Pavez Sepúlveda
Ambientalista
Movimiento Un Parque para Las Salinas

Categories: Opinión

Tagged as: , ,

Deja un comentario