Destacado

Organizaciones de disidencias y diversidades y actorías políticas de la región denuncian crisis ante falta de preservativos y licitaciones poco transparentes

Los dardos apuntan principalmente a la Seremi de Salud, que ha ofrecido licitaciones poco transparentes y obstaculización del proceso para proveer a las organizaciones de presupuesto para programas de prevención.

Distintas organizaciones sociales y actorías políticas de la Región de Valparaíso se reunieron hoy en las afueras de la Gobernación de Valparaíso para denunciar al Gobierno, al Ministerio de Salud y al seremi de Salud de la Región, Georg Hübner, por la crisis en materia de infecciones de transmisión sexual (ITS) y VIH.

Según explicaron los y las activistas que asistieron, existe actualmente una crisis grave en la provisión de preservativos y de presupuesto para el financiamiento de programas de prevención de ITS y VIH. Asimismo, denuncian la falta de prolijidad en licitaciones desarroladas durante mayo y junio, las cuales terminaron siendo revocadas a causa de errores administrativos.

Jorge Jiménez, activista del Movimiento por la Diversidad Sexual y de Género en la Región de Valparaíso, declaró que “hoy tenemos un contexto regional que no nos permite estar vacilando respecto a estas temáticas y la Seremi de Salud debería dar una respuesta integral con participación social. Nos encontramos en una crisis que nos tiene sin lo básico para la prevención, que son los preservativos, por eso queremos notificar a la Seremi de esta situación. No podemos seguir estando en una crisis dentro de otra crisis”.

La cita también reunió a parlamentarios de la región. Diego Ibáñez, diputado de Convergencia Social, señaló que “estamos respaldando a la ciudadanía activa movilizada. Esta región es la que tiene más altas tasas de VIH y parece no haber diálogo con autoridades del Estado, que son las llamadas a hacerse cargo de implementar estas políticas. Hemos oficiado en distintas ocasiones al Ministerio de Salud y también hemos planteado la inquietud en la comisión de Salud de la Cámara sin encontrar respuestas satisfactorias. Si la autoridad política no se hace cargo debe dar un paso al costado. Aquí lo que se exige es un mínimo”.

“Las personas se acercan a estas organizaciones porque cada una de ellas cumple una labor fundamental. No hay test rápido, pero sobre todo no hay una política integral de VIH. Los programas que deberían estar avocados a la prevención no están ocurriendo y eso es grave. Las organizaciones hacen la pega, quieren trabajar, pero hoy la Seremi de Salud está significando un freno, no está poniéndose a disposición”, agregó la diputada de Comunes, Camila Rojas.

La parlamentaria, junto con los diputados Jorge Brito (RD) y Diego Ibáñez enviaron un oficio al ministerio solicitando nuevas explicaciones y presionando para que desde el Ejecutivo se retome el trabajo.


Deja un comentario