Valparaíso

Comienzan obras de nueva farmacia para el Hospital Carlos van Buren de Valparaíso

Con una inversión cercana a los 300 millones de pesos, el tradicional hospital porteño contará con nuevas dependencias para la Unidad de Farmacia, cuyas obras se ejecutarán en la terraza poniente en el segundo piso de la Torre Médica, las que estarán entregadas a comienzos del próximo año.

Mejorar el flujo y distribución de los medicamentos y principalmente liberar espacios para habilitar camas en la Torre Quirúrgica  son los objetivos que tiene el proyecto de construcción de una farmacia centralizada en el Hospital Carlos Van Buren, cuya entrega se estima para enero del 2022.

Se trata de una obra que permitirá concentrar gran parte de las farmacias internas en un solo lugar, con una superficie total 300 metros cuadrados construidos, con materialidad de uso hospitalario y respaldo normativo, según señaló el arquitecto Marcelo González Fernández, Arquitecto de la Unidad de Proyectos del Hospital. “Este espacio está diseñado para albergar al equipo de químicos farmacéuticos, los puntos de entrega, áreas de fraccionamiento de medicamentos, áreas de dispensación y áreas administrativas.  Existirán módulos de trabajo con operación de 24/7 para la continuidad y apoyo a Unidades de Emergencia. La intervención permitirá habilitar, modernizar y optimizar espacios al interior del hospital, brindado así la valiosa oportunidad de habilitación de camas, y subsanar una de las principales necesidades de la institución”, explicó el profesional.

Por su parte, Milsen Tapia, jefa de Proyectos del Hospital, indicó que “estamos muy contentos porque esta obra mejorará la calidad de la atención a nuestros usuarios. Se trata de un proyecto de alto impacto para el hospital y para la comunidad de Valparaíso.  Permitió conjugar las diferentes especialidades tanto clínicas, técnicas, ingenieriles y arquitectónicas, permitiendo también comenzar a trabajar conjuntamente en mejoras de procesos y poner énfasis en la utilización y distribución de recursos, atendiendo así a las actuales necesidades del establecimiento”.

En tanto, Mario Espinoza, representante de la empresa adjudicataria del mismo nombre, destacó que “tenemos una alegría muy grande y esperamos sacarla (las obras) antes del plazo estipulado de 150 días. Esto tiene un impacto súper importante para la gente directamente, porque de una u otra manera van a mejorar las condiciones de salud de las personas. Por supuesto, nos sentimos muy honrados de que hemos ganado la propuesta de ejecutar esta obra”.

Finalmente, Javier Infante, subdirector administrativo del Hospital Carlos Van Buren, señaló que “claramente nuestra gente va a trabajar aquí con estándares muy superiores a lo que hoy día están teniendo en los lugares que actualmente ocupan, o sea hoy día estamos frente a una infraestructura que ya está agotada, vieja, cuyos estándares no se adecuan a los tiempos modernos y aquí no sólo vamos a lograr mayor eficiencia, sino que vamos a lograr que nuestros trabajadores estén en un mejor ambiente, que es lo que paso a paso este equipo Directivo pretende lograr con todos nuestros funcionarios”.

Adicionalmente, el presente proyecto contempla mitigaciones a los servicios de apoyo clínico, colindantes a la obra, asimismo el Servicio Dietético de Leche (Sedile) se beneficiará, contemplando un sistema de renovación de aire para el área de preparación de fórmulas lácteas, con ello mantener las condiciones de inocuidad y mejoras al personal de dicha unidad.

Otra unidad beneficiada bajo esta modalidad de mitigación es la Unidad de Emergencia Adultos con la eliminación de una lucarna que conducirá a las mejoras de iluminación y extracción de aire del recinto.


Categorías:Valparaíso

Etiquetado como:

Deja un comentario