Cartas a la redacción

[CARTA] El elevado precio de los medicamentos de marca e innovadores en Chile

Carta a la redacción.

  Medicamento
Marca
Presentación Precio venta  publico Chile Promedio precio venta público Comunidad Europea
1.- Arimidex 1 mg x 28 tabs. $127.000.- $13.520.-
2.- Azulfidine 500 mg x 100 comp. $102.000.- $9.570.-
3.- Concor 5 mg x 30 comp. $35.400.- $3.380.-
4.- Dostinex 0.5 mg x 8 comp. $208.000.- $12.990.-
5.- Femara 2.5 mg x 30 comp. $138.500.- $12.400.-
6.- Glivec 400 mg x 30 comp. $1.570.000.- $316.760.-
7.- Imuran 50 mg x 100 comp. $81.200.- $12.960.-

Sí, y esta situación se presenta en cientos de medicamentos esenciales y se acrecentó aún más desde la década de los 90, a contar de la aparición de las grandes cadenas de farmacias, quienes a nuestro juicio, en comunión principalmente con la gran industria farmacéutica han fijado los precios abusivos que debemos pagar los enfermos chilenos.

Cada cierto tiempo, ambos arman su espectáculo circense, con las cadenas quejándose porque reciben menos descuentos que la Cenabast (desde los laboratorios) y las compañías farmacéuticas señalando que las cadenas venden los medicamentos hasta tres veces más caros respecto al precio que reciben de ellos.

Por nuestra parte llevamos más de 30 años denunciando el abuso en los precios, proponiendo además soluciones prácticas y fáciles de implementar.

Lamentablemente, ni los gobiernos de turno y menos los legisladores, en sus comisiones de salud investigan a fondo el tema y menos toman las medidas correctivas para este grave problema, que afecta a millones de enfermos en nuestro país. La gran industria farmacéutica impone siempre sus condiciones, el Estado y el Poder Legislativo acatan.

Los candidatos a la presidencia proponen poco y este poco tampoco lo cumplen una vez elegidos y

los enfermos sufren las consecuencias, muchas veces dramáticas, que gracias a nuestras autoridades no pasan de ser una anécdota para matinales o algún noticiero. Mientras cadenas y laboratorios solo ven crecer sus ganancias.

Atentamente,
Daniel Zapata Z.

Deja un comentario