Opinión

[OPINION] ¿Amigo, me lleva por 200? …Por servicios mal prestados (Vladimir Valenzuela Lillo)                                              

No es casual que se multipliquen cada día las denuncias ante las “fallas” en el servicio de transporte de nuestra ciudad: problema de frecuencia de recorridos, acusaciones de malos tratos de choferes, carencia de servicios de diversos sectores de la comuna. La crisis en el transporte  es un ejemplo más, cuando los esquemas de políticas neoliberales responden más al apetito mercantil y lucrativo, en vez que a un modelo de “servicio público”.

Debemos aprovechar este momento crítico donde el tema de la locomoción colectiva se ha tomado la agenda pública. Se trata de una oportunidad para lograr una mirada integral, conectada y vinculada con las comunidades y los municipios, superando el debate tecnócrata que muchas veces excluye, y asumir que la salida de este momento solo es posible desde los territorios y con la participación activa de la ciudadanía y las comunidades organizadas. Urge avanzar en un Plan de Transporte Público Comunal integral, vinculante y desde abajo.

Un Plan que debería enlazar los diversos medios de transporte: metro-tren, troles, colectivos, buses, ascensores, los próximos electro-buses y -evidentemente- con una red de ciclovías, que esperamos se puedan concretar prontamente y que responda a la cotidianidad y necesidades de los habitantes.

Un Plan que tensione al “modelo de negocio” vigente, el cual se ha fomentado en unos pocos empresarios que “dominan” el mercado y que se perpetúa mediante precarias condiciones laborales y un inestable sistema salarial para los choferes, evitando mejoras en la protección de los mismos (casetas de seguridad, cámaras de vigilancia) y delegando las complejidades operativas a sus “prestadores de servicios” (los propietarios de 2 o 3 buses).

Un Plan que defina atribuciones e iniciativas de las instituciones públicas; que pueda vincular lo local, lo regional y lo nacional. Las ciudades crecen cada día y es fundamental fortalecer el rol que deben tener las municipalidades. Mucho tienen que aportar en temas viales como es el mejoramiento de señaléticas, la instalación de nuevos paraderos, la modernización del sistema de semáforos para una mejor fluidez de vehículos y el tránsito peatonal, incidir en los sistemas de recorridos. Y que los municipios, en su enfoque como gobiernos locales, puedan constituirse en empresas públicas; ejemplo: maestranza de buses o de ascensores u otro tipo de iniciativas.

Ante esta situación de crisis, es primordial contar, prontamente con la o el encargado que designará el gobierno de Gabriel Boric como SEREMI de Transporte y Telecomunicaciones, quien tendrá el gran desafío de poder responder con urgencia las demandas y requerimientos de las y los ciudadanos de Valparaíso.

Vladimir Valenzuela Lillo
Concejal de Valparaíso

1 respuesta »

Deja un comentario