Viña del Mar

Madre de joven postrado en estado vegetal lucha por crear Fundación que ayude a pacientes en todo el país

Su hijo se encuentra en un larga rehabilitación tras recibir un implante de un chip en el cerebro que podría permitir recuperar algunas de sus funciones motrices y la comunicación. 

Ha sido una lucha incansable de Fabiola Almeida desde el 28 de septiembre de 2019, cuando su hijo Rodolfo Lillo, de 22 años, sufrió un ataque en Viña del Mar. El joven limachino opuso resistencia y terminó recibiendo una decena de puñaladas que afectaron sus órganos vitales como pulmón, hígado y corazón. Rodolfo comenzó a desangrarse y esto le produjo una ausencia de flujo sanguíneo en su cerebro sufrió un severo daño neurológico que lo dejó en estado vegetativo.

De ahí en adelante la lucha de su madre no se ha detenido. Primero para salvarle la vida y luego iniciando una verdadera cruzada para conseguir los recursos necesarios que permitieran realizar una inédita intervención quirúrgica para implantar un chip en su cerebro, el cual con estímulos eléctricos podría ir generando la recuperación de algunas funciones motrices y la comunicación.

La familia realizó la rifa de un auto para poder conseguir los $25 millones que costaba la operación y finalmente la intervención fue un éxito. Pero la historia no termina. Fabiola ha dado la lucha para obtener las terapias de rehabilitación necesarias acudiendo a diversas entidades y autoridades. En ese proceso se dio cuenta que en Chile no existe un organismo que acoja y ayude a miles de casos similares al de Rodolfo que existen a lo largo de Chile.

Por eso, está creando la Fundación «Estados Vegetativos Niasneuro», la cual ya tiene personalidad jurídica, sin embargo no cuenta con un espacio físico ni los equipos necesarios para entrar en funcionamiento.

«Rodolfo es un caso extraordinario porque el dispositivo que se le instaló en su cerebro es para restituir aspectos cognitivos. Lo que nosotros queremos es que Rodolfo pueda reconocernos y volver a comunicarse. Hay muchos niños en nuestro país de la edad de Rodolfo que están en el absoluto abandono porque debido a su edad no son acogidos por el sistema. Ayúdennos para que a través de la Fundación podamos ayudar a cientos de jóvenes como Rodolfo», expresó Fabiola Almeida.

Al respecto, el presidente de la Comisión de Salud del Senado, Francisco Chahuán, indicó que «lo que se requiere es terapia, son kinesiólogos y capacidades para que el caso de Rodolfo no sea único. La idea es que no sea un ejercicio experimental de algunas semanas o pocos meses, esto le puede cambiar la vida a una persona. Sensibilizar al Ministerio, a la Ministra y también solicitar el apoyo para esta Fundación».

El siguiente paso será gestionar ante el Ministerio de Bienes Nacionales un inmueble para que la Fundación Vegetativos Niasneuro pueda comenzar a funcionar y entregar terapias a jóvenes y niños en estado vegetal en Chile.

(Foto portada: Fabiola Almeida/Facebook)

Categorías:Viña del Mar

Etiquetado como:

Deja un comentario