Regional

En el CORE presentan proyecto de barrio de integración social en terreno del fallecido empresario Alejandro Correa

· La iniciativa fue presentada por la alcaldesa de Quilpué, Valeria Melipillán, y Valentina Correa en representación de la familia. 

Un nuevo barrio de integración, con viviendas sociales, áreas verdes y espacios cívicos y deportivos, es el proyecto que está impulsando la familia del fallecido empresario Alejandro Correa en el mismo terreno ubicado en la comuna de Quilpué, que fue la razón por la cual lo asesinaron a través de un sicario, según pudo establecer la investigación policial y la justicia.

La iniciativa se denomina Plan Maestro Sector Calichero y fue presentado por la propia alcaldesa de Quilpué, Valeria Melipillán, y la hija del desaparecido empresario, Valentina Correa, ante la Comisión de Ordenamiento Territorial del Consejo Regional (CORE) de Valparaíso con el fin de aunar esfuerzos y apoyos para sacar adelante el proyecto.

El presidente de la mencionada comisión, Manuel Millones, explicó que “en este terreno de la familia Correa, bañado en sangre por un sicario, podemos hacer un proyecto distinto para hacer justicia, pero también para hacer un proyecto de integración, inclusivo, liderado por la Municipalidad y con apoyo del Gobierno Regional, donde podamos resignificar este espacio que continúa tomado por 80 familias. No se trata de lanzarlos a la calle, pero la importancia está en educar y respetar la institucionalidad. Las personas que se organicen, que junten sus ahorros, pueden acceder a tener una casa propia. Esa señal es la que queremos dar en ese terreno. Hacer un barrio con áreas verdes, con espacios cívicos, por lo que esperamos que este proyecto pueda ejecutarse en el próximo período”.

A su vez, la alcaldesa Valeria Melipillán indicó que “hemos estado trabajando junto a la familia Correa en este proyecto. Es un terreno ubicado en un sector donde han proliferado las tomas y ha penetrado con mucha fuerza el narcotráfico y la venta ilegal de predios. Pero nosotros vemos una oportunidad y esperanza al dar un giro, dejando atrás la sensación de impunidad e injusticia, a través de un proyecto donde confluyen 400 viviendas sociales, un parque intercomunal y equipamiento para el sector”.

En tanto, Valentina Correa manifestó que “lo que mi familia busca es que este terreno manchado de sangre se transforme en un proyecto que arme comunidad, entornos amables, que se produzcan experiencias benevolentes y que de esa manera cambie el sentido de una experiencia tan traumática y dolorosa como fue el asesinato de mi papá, lo podamos transformar en un lugar que de una señal de justicia. Lo de hoy es un hito donde buscamos el apoyo político que necesitamos”.

Categorías:Regional

Etiquetado como:,,

Deja un comentario