Regional

Comisión de Medio Ambiente del CORE impulsa compra de estaciones de monitoreo independientes para Zona de Sacrificio

Iniciativa busca que estaciones de monitoreo de calidad del aire y el mar sean controladas de manera independiente ya que actualmente son las mismas empresas monitoreadas las que manejan los datos emanados de estos instrumentos.

Tras la masiva contaminación por una nube tóxica durante la semana pasada en Quintero, Puchuncaví y Concón, la comisión de Medio Ambiente del Consejo Regional no podía quedar indiferente, por lo que fue en aquella instancia en que la presidenta de la comisión, Tania Valenzuela (FA), propuso la compra e instalación de una red independiente de estaciones de monitoreo de calidad del aire y el mar, aparatos que permitirán contrastar los datos que actualmente son entregados por consultoras contratadas por las mismas empresas ubicadas en la zona.

“Esto sería una tremenda señal porque es avanzar con medidas concretas para trasparentar lo que las distintas empresas están arrojando al aire, entendiendo que hay un cordón industrial y que no sólo existe ENAP, sino que también está Oxiquim, Aes Gener o Codelco que han sido responsables de algunos otros desastres ambientales en el sector. Ahora lo que queremos hacer como Consejo Regional es llegar a un acuerdo y hablarlo con el Ejecutivo para hacer una transferencia directa a través del FNDR a la Seremi de Medio Ambiente que permita la adquisición de estos monitores, para que luego pase a un monitoreo estatal independiente y no como ha sido históricamente, contratado por las mismas empresas”.

Estas estaciones de monitoreo se instalarían en las tres comunas mencionadas y con una inversión que se estima alcanzaría los 150 millones de pesos dependiendo de su nivel de complejidad, iniciativa que ha sido trabajada por el equipo de la comisión y la comunidad organizada desde principios de año, pero que hoy se vuelve urgente debido a la contingencia. Estas estaciones serán de carácter móvil y podrán testear cerca de 120 elementos.

MartaAravenaA la sesión también asistieron representantes de la comunidad a exponer la situación histórica a la que se han visto sometidos, presentando tanto el petitorio que dejaron en La Moneda la pasada semana como un historial de varias intoxicaciones masivas en el sector desde 2008. Es por lo anterior que Marta Aravena, representante de Mujeres en Zona de Sacrificio en Resistencia de Quintero y Puchuncaví en la comisión, destacó la iniciativa y especificó la urgencia de una medida como ésta, frente a la constante manipulación de datos de contaminación en el sector:

“Hoy los instrumentos de monitoreo son de las empresas y son manipulados de las empresas, ya que ellos solamente conservan los antecedentes. A pesar del monitoreo, ellos nos arrojan peak todos los días, donde los de SO2 son considerables, por lo que si tenemos instrumentos en manos públicas, creo que veremos la triste realidad. Pero aún así, esto nos permite conocer nuestra situación. A pesar de que algunos consejeros apuntaron de que no tenemos norma de algunas cosas, sí sabemos que hay normas extranjeras que señalan que hay un daño y esperamos que, a través del parlamento, puedan levantarse aquellas normas para medirlas constantemente, algo que deberíamos hacer”, señaló.

De la misma manera, distinguió el compromiso de la Consejera Valenzuela en el trayecto, quien ha trabajado esta propuesta con ellos desde principios de año, además de impulsar instancias como la Mesa Intersectorial contra la Descontaminación en Quintero y Puchuncaví, a la cual asisten representantes de la Seremía de Medio Ambiente y Salud, así como representantes de la Superintendencia de las carteras correspondientes y de cada municipio.

“A nosotros nos parece súper bien, pero esto no es debido a la contingencia, ya que la CORE Tania Valenzuela ha estado trabajando con nosotras desde que asumió y conoce la problemática, cristalizando un pedido de la ciudadanía de hace mucho tiempo, ya que no habíamos sido escuchados hasta ahora”, indicó.

Estas estaciones de monitoreo le permitirían a la región acercarse a la realidad en la región del Bíobío, en la cual existen 21 estaciones de un total de 34 y que son monitoreadas por el Ministerio de Medio Ambiente, por lo que se observará aquella experiencia y evaluará la posibilidad de traer a la región de Valparaíso aquel modelo.

Categories: Regional

Tagged as: ,

Deja un comentario