[OPINION] La culpa es de la oposición en Venezuela (por Gato Dequinta)

Otra vez la oposición venezolana, Estados Unidos y sus satélites tratan de levantar un espantapájaros para intentar, por enésima vez,  sacar del poder a Nicolás Maduro. Esta vez se trata de un desconocido y ambicioso diputado llamado Juan Guaidó. Este político ha sido empujado artificialmente a autoproclamarse como “presidente interino” de Venezuela.

Ya antes lo habían intentado sin éxito con Henrique Capriles y Leopoldo López como candidatos presidenciales.

Pero la culpa es sólo de la oposición venezolana. Si es cierto que “todos los venezolanos odian a Maduro” entonces deberían ganar las elecciones por abrumadora mayoría. Puede ser posible que exista intentos de fraude en los comicios. Pero con toda la presión de los países capitalistas como Estados Unidos y la Unión Europea, con cientos de observadores internacionales, las posibilidades de fraude se reducen bastante.

Ya no están los tiempos para dar golpes de Estado mediante las Fuerzas Armadas locales, formadas y apoyadas por la CIA. Tampoco ha resultado acusar a Maduro de corrupción, como en Brasil o Argentina. Mientras este tenga el respaldo de las Fuerzas Armadas locales, es imposible sacarlo por la fuerza.

Entonces, la salida política que busca la oposición debe ser usar la oportunidad que les dan las elecciones presidenciales. Aunque no lo quieran reconocer, Maduro fue elegido democráticamente, en unas elecciones donde votaron 10 millones de venezolanos, es decir, el 48% de los electores. Los que reclaman falta de legitimidad por la alta abstención debieran recordar que en la última elección en Chile el 2017 votó el 46,7% en la primera vuelta y el 50% en la segunda. ¿Alguien podría decir que el gobierno de Piñera es ilegítimo por eso? Por otro lado, Maduro no es Chávez, ni le llega a los talones. No tiene ni la profundidad, ni el carisma, ni la “muñeca” política que tenía el Comandante. Pero es el Presidente que hay.

Por su parte, los opositores venezolanos dan lástima. No saben ponerse de acuerdo. El personalismo, el egoísmo, la implacable lucha por cuotas de poder dentro de sus propios partidos, la incapacidad de ver más allá de sus propias narices, su falta de arraigo verdaderamente popular, su evidente clasismo, han impedido levantar cualquier alternativa seria al Presidente Maduro.

Debido a su incapacidad para vencerlo, en vez de jugar en la cancha democrática, han decidido boicotear la disputa. Les resulta más fácil dejar de participar que trabajar por ganarle a Maduro.

Es el camino del flojo, del incapaz.

No reclamen el país que tienen. Si, como dicen ellos, hay hambre, desempleo, escasez y falta de futuro para la población, es culpa principalmente de la oposición.

Si los opositores no dejan de lado su egoísmo, si no trabajan unidos en torno a un objetivo común, nada cambiará en Venezuela. Déjense de reclamar y pónganse a trabajar en ello.Opinion_GatodeQuinta

 

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s