[OPINION] Ni promesas hubo para la Región de Valparaíso (por Aland Tapia)

La pseudo cuenta pública o festival de anuncios del sábado último no trajo nada para nuestra región, claro que muchos esperaban algo como si fuese un recuerdo de nuestras infancias navideñas. La historia repetida del tren rápido es cuento viejo que, aparte, poco y nada ayuda a nuestra deprimida Región de Valparaíso.

No debemos esperar nada, porque eso además habla mal de nosotros mismos. Lo nuestro es hacernos responsables y mover la línea de lo posible y más allá, de una buena vez.

Hay cuestiones estructurales y otras domésticas. Entre las primeras el alto desempleo, donde tenemos un triste récord nacional. Bajar esa cifra depende del aumento de la producción, entre cuyos factores está el transporte, la movilidad en la ciudad. En el caso de Viña del Mar, y dentro de lo doméstico, por ejemplo, hace unos meses reclamé públicamente por el cobro del peaje que hace el Sporting para evitar el taco de Uno Norte. Desde entonces, esa empresa privada (Valparaíso Sporting Club S.A.) no ha respondido cómo es que la institución cobra por pasar en vehículo desde un extremo a otro. Esta es una Sociedad Anónima con un capital de más de 4 mil 700 millones de pesos, según el informe de la última junta de accionistas de abril de 2019. Sus ingresos pasaron de 126 millones el 2017 a 442 millones el 2018, distribuyendo 192 millones de pesos entre los accionistas en el ejercicio.

El Sporting es casi una entidad fantasma, reflejada en su página web (www.sporting.cl), porque si usted pone el cursor en “quiénes somos”, no dice quiénes son. Por anónima que sea la sociedad, no figura en ninguna parte quién es el gerente general, salvo en su memoria, donde firma el señor Mauricio Maurel Tassara. Y tampoco figura su directorio, salvo el presidente que aparece por Ley en el acta de la junta de accionistas. Qué decir de su jefe(a) de comunicaciones, administrador(a) o del relator del Derby.

El gerente actual ha comentado que desde 1996 cobran peaje. ¿Quién lo autoriza? Algunos creerán que es por estacionar, pero la boleta dice clarito “Tránsito Vehicular $900”, siendo su giro arriendo de locales y servicio de buffet. Un restaurant que no tiene patente de alcoholes lo clausuran por vender una cerveza. Acá son 23 años de peaje y no pasa nada.

Llamo a los dueños del Sporting a abrir el paso en las horas punta y permitir el libre tránsito de vehículos, cuando menos, porque eso es estar comprometido con la comunidad a la hora de ir al lugar de trabajo o estudio. Ya quisiera cualquier chileno tener un peaje en el medio de la ciudad.

Casos tan puntuales como estos no requieren del mensaje presidencial. Además, el Sporting debe permitir la apertura de Dos Norte, como solución a buena parte del problema. Sería oportuno que sus accionistas mayoritarios resolvieran éticamente, al menos, dejando de lucrar con una necesidad de la comunidad, más todavía cuando no pagan contribuciones por esta propiedad que figura como agrícola, una parte, y deportiva recreacional, otra, ante el Servicio de Impuestos Internos.

No le pidamos al Presidente que arregle este asunto doméstico, eso sería demasiado. El abandono de nuestra región también es nuestra responsabilidad, aunque la primera es del Jefe de Estado.Opinion_AlandTapia

(Foto portada: Flickr/Pablo C.M.)

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s