Vecinos del cerro Mariposa ganan batalla contra polémico hotel en Valparaíso: Municipalidad decretó clausura del WineBox

Comunidad organizada logró detener funcionamiento de hotel boutique que operaba sin cumplir la normativa para este tipo de establecimiento.  

“Al final, lo que empieza mal termina mal”, declaró el presidente de la junta de vecinos #22 del cerro Mariposa, Jorge Montero, luego de la clausura del Hotel WineBox tras una larga batalla de los residentes del sector contra el establecimiento comercial.

winebox2Ubicado en la avenida Baquedano, a pasos del Paseo Barbosa del cerro Mariposa en Valparaíso, el hotel ha sido, desde que empezó a ser construido, foco de conflictos entre los vecinos y vecinas del sector y su dueño, el enólogo neozelandés Grant Phelps.

“Los vecinos no queremos proyectos comerciales ni hoteleros fuera de la ley”, manifestó el dirigente vecinal a través de su cuenta en Facebook, agregando que “estos proyectos además son agresivos para cualquier barrio, Nosotros no queremos que otros sufran lo que nosotros estamos pasando: proyectos mentirosos que funcionan con un giro comercial que no corresponde a los permisos recepcionados por la Municipalidad, tildando a los vecinos de pobres, flaites, narcotraficantes y que son tomas, a través de redes sociales”.

El dirigente vecinal indicó que “el proyecto que presentaron es una mentira: funciona con un giro que no corresponde a los permisos recepcionados en la Dirección de Obras Municipales”, explicando que la obra fue acogida al DFL 2 de 1959 y a la ley 19.537 de copropiedad inmobiliaria, en circunstancias que el referido decreto es solo aplicable a vivienda social.

“¿Esta es una vivienda social? ¡No! Es un hotel, restaurant, elaboradores de vino… y tienen el descaro de promocionarlo como tal”, argumentó Montero.

Las irregularidades del hotel vienen desde sus inicios ya que el permiso de obra otorgado y autorizado por el Director de Obras del municipio porteño en 2016 fue para construir una edificación residencial, con destino específico de “vivienda”, con 24 departamentos en cuatro pisos, sin embargo, se construyeron cinco pisos y ha estado funcionando como hotel, infringiendo lo establecido en el Plan Regulador.

En enero de 2018, con el hotel en pleno funcionamiento, realizando fiestas y produciendo vinos que comercializaban allí mismo, se modificó el proyecto de edificación apareciendo ahora como una edificación residencial con destino específico de “apart hotel”, modificación autorizada por el Director de Obras. No obstante, la Recepción Definitiva de Obras, firmada nuevamente por el Director de Obras en abril de 2018, fue por un edificio de departamentos, no un hotel. A su vez, los dueños del hotel, que a esas alturas llevaba dos años en operaciones, realizaron sin permiso ni autorización una ampliación de 20 metros cuadrados en la azotea.

A las acusaciones del dueño del hotel boutique contra sus vecinos realizadas en un programa radial en octubre de 2018, acusándolos de ser “narcos que viven en una toma”, los mismos vecinos respondieron solicitando un informe a la Dirección de Obras para tener claridad respecto de las irregularidades identificadas. La respuesta, bastante insólita, fue que la edificación tenía destino de “hotel”, contradiciendo lo indicado en la recepción de obra y que, además, como hotel, se le había otorgado una patente de alcohol. El documento, firmado por el Director de Obras, no hacía mención alguna de la ampliación realizada, y las patentes de alcohol que su firma y timbre municipal acreditaban poseer eran inexistentes, situación que llevó al Concejo Municipal a rechazar el 20 de marzo la solicitud de patente de alcohol presentada por el hotel.

“Funciona como hotel, elaborando, produciendo y vendiendo alcohol, y con consumo, en un uso de suelo que no permite ese tipo de giro, llevando al barrio a una vida nocturna con ruidos molestos no acorde a un barrio residencial, donde viven muchos adultos mayores y, más encima, ocupan nuestras calles como estacionamientos”, detalló Montero, quien también es presidente del Club Unión Deportivo Mariposa.

DECRETO DE CLAUSURA

winebox3Según lo indicado en el Decreto Alcaldicio del 21 de agosto, a la empresa Winebox SPA se le otorgó patente comercial en julio de 2018 para ejercer el giro de “arriendo de inmuebles” en el local ubicado en avenida Alemania Nº 7540, en el cerro Mariposa. Este decreto se modificó en abril de 2019, agregando a la patente comercial el giro de “apart hotel” en el local de la empresa ubicado en calle Baquedano Nº 763.

A raíz de los reclamos recibidos por vecinos del inmueble en Baquedano 763, la Dirección de Control de la Municipalidad realiza una visita al lugar constatando que “existe una ampliación sin permiso municipal en el extremo sur de la superficie, de aproximadamente 12 metros de largo por 2 m de ancho destinado a la conservación y venta de comestibles”, lo que constituye una infracción al artículo 116 de la Ley General de Urbanismo y Construcciones (LGUC).

A su vez, se observa una infracción al artículo 145 de la misma ley, al constatarse que en el edificio “funciona un establecimiento comercial y no exclusivamente un edificio de departamentos”, como fuera otorgado por la Dirección de Obras mediante Certificado de Recepción Definitiva de Obras de Edificación en septiembre de 2018, en circunstancias que en forma previa se había aprobado un proyecto de Apart-Hotel.

En virtud de estos antecedentes, el municipio porteño procede a iniciar el proceso de invalidación parcial del giro de “apart-hotel otorgado mediante Decreto Alcaldicio Nº 1635 de 29 de abril de 2019, a efectos de determinar la legalidad de la misma”, atendida la vulneración a las normas de la LGUC detectadas por la Dirección de Control de la Municipalidad. Agrega el decreto que, “con motivo de la tramitación del presente procedimiento de invalidación, se ha tomado conocimiento que mediante Decreto Alcaldicio Nº 4137 de 2018”, la Municipalidad había dispuesto la clausura del establecimiento comercial de Baquedano 763 “por ejercer el giro de hotel sin patente municipal”.

DUEÑOS DE HOTEL RESPONSABILIZAN A LA ALCALDÍA CIUDADANA

Para la arquitecta del hotel boutique, Camila Ulloa, la responsabilidad de todos estos problemas recae en el alcalde Jorge Sharp, como cabeza de una “Alcaldía Ciudadana que no es de todos los ciudadanos”, acusó.

Según declaraciones de Ulloa, quien también es pareja de Grant Phelps, publicadas en el medio Pura Noticia, “la Municipalidad de Valparaíso tiene la intención de perjudicarnos, la actual administración puntualmente. Nuestro vecino de atrás, que vive en una situación de toma, con sentencia de por medio por uso malicioso de terreno, ellos son una pareja, pero el hombre es dirigente vecinal y hace poco salió elegido presidente de la Junta de Vecinos y aquí hay una motivación política para tratar de cerrarnos”. Debido a esto,

El presidente de la junta vecinal rechazó las acusaciones señalando que “esto da cuenta del tipo de inversionistas que no queremos en nuestra ciudad, son un ejemplo de cómo no hay que hacer las cosas. Valparaíso necesita proyectos amigables, de sana convivencia. Acá ningún argumento ni premio es válido cuando no se siguen las reglas. Lamentablemente, nunca demostraron empatía con los vecinos ni con hacer las cosas bien. Ahora esperamos que las autoridades hagan su trabajo”.

Anuncios

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s