Valparaíso

“Beneficiarias” del PGE piden ser consideradas trabajadoras

Representantes del sindicato del Programa de Generación de Empleo de Valparaíso instan al Gobierno a mejorar sus condiciones laborales y de jubilación. Cerca del 60% de las 348 personas que componen el organismo son adultos mayores.

photo4987940774809282600-768x512-1Como una forma de evidenciar las numerosas vulneraciones que afectan a las más de 348 personas, principalmente de la tercera edad, “beneficiarias” del Programa de Generación de Empleo (PGE), representantes del sindicato Clotario Blest de Valparaíso llegaron hasta la Intendencia Regional de Valparaíso con el objetivo de solicitar, mediante una carta dirigida al intendente Jorge Martínez, el levantamiento de una mesa de trabajo que asegure mejorar las condiciones laborales ofrecidas por el Gobierno, además de la elaboración de un plan de retiro programado que les brinde una mejor calidad de vida.

Así lo explicó Rosalba Ortiz, directora y vocera del sindicato, quien fue clara al señalar que “casi todas son adultas mayores y seguimos trabajando, porque tendríamos que haber jubilado a los 60, pero no fue así, seguimos trabajando con 71, con 66 (años), porque la jubilación que vamos a recibir por trabajar en estos programas es una miseria. Cuando nos retiramos del PGE salimos sin ningún peso, por lo tanto, vamos a ser un parásito dentro de nuestra casa y ningún parásito vive. Así nos consideramos, que están esperando que nosotros fallezcamos para no responder por nuestra vejez. Creo que merecemos una vida digna, que nos reconozcan que somos trabajadores y no beneficiarios”.

Ortiz, de 66 años de edad, agregó que “un beneficiario no tiene derecho a nada, solamente al beneficio, no tenemos derecho a subsidios, ni a becas, ni derecho a casa, porque ya recibimos un beneficio y con ese beneficio tenemos que conformarnos y a la vez trabajar. Llevamos 20 años en el municipio ejerciendo labores pesadas, que son andar con el boquete en la ciudad y merecemos una vejez digna”.

Nancy Araya, representante del sindicato explicó que “estamos viendo la posibilidad de ver el tema del cambio de contrato, porque da la casualidad que con ese contrato que tenemos no tenemos nada que nos favorezca, algunos de nosotros no tenemos bonos, vacaciones, tenemos gente mayor, media jornada que si se van a retiro tienen una jubilación de 18 a 20 mil pesos. ¿Qué hace la gente mayor con ese dinero? Tienen que comprar medicamentos, ir a médicos particulares porque los consultorios están saturados, son personas que tienen que pagar luz, agua”.

Araya, de 71 años, recalcó que “no hay plata, hay gente que está en la calle abandonada, gente de nuestro programa, porque nadie los ayudó, se les acabó la jubilación y hasta ahí llegó. Entonces, ¿qué hicieron? Salir a pedir, y una las ve y le duele el alma”, agregando que “no podemos recibir el bono de la mujer, tampoco podemos tener más sueldo porque ya somos beneficiarias, entonces eso no nos cunde y así sucesivamente. Son muchas cosas que van de la mano con ser beneficiarias, los hijos de los trabajadores no pueden tener una beca por la misma razón, no pueden postular”.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s