Nacional

Senado aprueba proyecto que reduce dietas parlamentarias y remuneraciones de autoridades políticas

La iniciativa ahora debe ser votada por la Cámara de Diputados en un tercer trámite y de ser aprobada en esa instancia quedaría lista para su publicación. Desde ahí empieza a regir el plazo de 30 días para los ajustes remuneracionales.

Con 41 votos a favor y 1 abstención del senador Juan Ignacio Latorre (RD-FA), la Sala del Senado aprobó y despachó a cumplir su tercer trámite en la Cámara de Diputados la reforma constitucional que busca fijar por ley las dietas parlamentarias y las remuneraciones de autoridades de exclusiva confianza del Presidente de la República.

La iniciativa establece que dentro de 30 días de publicada la ley, el Consejo de Alta Dirección Pública deberá rebajar las remuneraciones de los ministros de Estado y de los parlamentarios, y dentro de 60 días deberá rebajar el sueldo de las demás autoridades políticas de confianza del Presidente de la República, en un porcentaje que se determinará en base a parámetros técnicos como la escala única de remuneraciones.

Esta rebaja que aplicará el Consejo de Alta Dirección Pública regirá hasta que se cree una comisión especial -regulada por una Ley Orgánica Constitucional- la que deberá fijar las remuneraciones de ministros, parlamentarios, subsecretarios, jefes superiores de servicio, gobernadores regionales, delegados presidenciales, delegados presidenciales provinciales y funcionarios de exclusiva confianza de carácter político. También deberá precisar las remuneraciones del intendente y gobernadores. También se fijarán criterios para el personal a honorarios que asesora directamente a las autoridades gubernativas o que tienen un cargo de perfil político.

La comisión permanente estará integrada por un ex consejero del Banco Central, un ex Ministro de Hacienda, un ex presidente de una de las dos ramas del Congreso, un ex director nacional del Servicio Civil y un ex Contralor o Subcontralor general de la República, nombrado por el Presidente de la República con el acuerdo de los 2/3 del Senado.

Del mismo modo, se establece que los diputados y senadores percibirán como única renta una dieta equivalente a la remuneración de un ministro de Estado. La dieta será fijada cada cuatro años con a lo menos 180 días de anticipación al término de un período presidencial.

La iniciativa ahora pasa a su tercer trámite en la Cámara. En caso que sean rechazodos los cambios introducidos por el Senado, se deberá constituir una comisión Mixta.

DEBATE

El congresista del Frente Amplio fundamentó su decisión de abstenerse cuestionando que en la Comisión de Constitución se haya desestimado la rebaja automática de la dieta que en un principio era de un 50%.

Durante el debate en Sala, se destacó el acuerdo alcanzado por la Comisión, pero algunos senadores plantearon que se podría haber aprovechado la oportunidad de hacer un pronunciamiento generalizado sobre la totalidad de la estructura de remuneraciones del Estado, incluyendo al Poder Judicial Ministerio Público, y las empresas estatales, entre otras.

Del mismo modo, señalaron que la fórmula de entregar a una comisión técnica la definición de las remuneraciones es lo óptimo, pues no puede ser el Parlamento el que fije esa cifra, y además entrega garantías de que se van a fijar remuneraciones acorde a la labor que se está ejerciendo.

Algunos legisladores recordaron que la idea de rebajar las dietas tiene su origen en la desigualdad de remuneraciones que existe en el país, otras voces advirtieron una «campaña sistemática de desprestigio institucional». No obstante, también hubo argumentos que abordaron esta materia desde la perspectiva más histórica puesto que ha sido un tema de debate en diversas constituciones a lo largo de la República.

Categories: Nacional

Tagged as:

Deja un comentario