Valparaíso

CORE Nataly Campusano y 8 juntas vecinales ofician a autoridades regionales por incertidumbre en avances en soluciones habitacionales

Frente a la incertidumbre de perder los recursos para sustentar un hogar en medio de la cuarentena en Valparaíso y un frente de mal tiempo, la consejera regional Nataly Campusano junto a ocho juntas de vecinos y organizaciones barriales pertenecientes a cerros siniestrados de la comuna porteña, oficiaron a autoridades regionales para tener certeza respecto a la extensión de beneficios que se les había comprometido.

Fue el pasado 24 de diciembre de 2019 que más de 250 familias de los cerros Ramaditas, San Roque y Rocuant perdieron sus hogares en un incendio. Esta tragedia obligó a múltiples carteras a coordinarse para generar un plan de reconstrucción con beneficios y plazos claros. Dentro de aquellos que más significaron una ayuda para los damnificados está el subsidio de arriendo que le permitió a la mayoría buscar un lugar de residencia temporal mientras tenían respuesta de la reconstrucción de sus hogares. Sin embargo, ese subsidio que ha sido blanco de múltiples críticas por el retraso en más de dos meses en el traspaso de estos recursos, hoy está llegando a su fin.

Para tener una claridad sobre la demora en el traspaso de estos recursos, y conocer la voluntad política del Ejecutivo regional y las carteras de Vivienda en considerar la extensión del subsidio de arriendo y de acogida, la consejera regional Nataly Campusano junto a ocho juntas vecinales de estos cerros enviaron un oficio al intendente Jorge Martínez, a la seremi de Vivienda y Urbanismo, Evelyn Mansilla, y al director regional del Serviu, Tomás Ochoa.

En concreto, se solicita que se tomen medidas complementarias, tanto como la prórroga de los subsidios mencionados por su igual valor ($300.000), lo que requiere un pronto pronunciamiento de este beneficio, así como del estado de avance del Plan de Reconstrucción entregado a la comunidad a finales de enero, y de los programas de Quiero Mi Barrio de Minvu, solicitado especialmente por la comunidad.

Las y los dirigentes vecinales han manifestado que hoy los damnificados del incendio necesitan certezas de que estos beneficios seguirán entregándose, especialmente porque muchos de ellos, además de no contar con una solución habitacional clara aún, han perdido sus trabajos por la pandemia y no cuentan con los recursos para costear una vivienda propia, según lo declaró Maritza Rojas, presidenta de la Junta de Vecinos #11 de la población Pablo Neruda del cerro Rocuant.

“Hay muchas especulaciones, pero no hay nada claro ni nada formal, y nosotros como dirigentes necesitamos otorgarle claridad a nuestros vecinos. Necesitamos tener la seguridad porque no queremos andar especulando, especialmente con algo que es tan delicado para los vecinos. Todos saben la situación que se está pasando y cómo está la gente, muchos de ellos sin trabajo, por lo que queremos entregarle la tranquilidad a nuestros vecinos que los pagos se van a seguir efectuando como había sido hasta el mes pasado. La idea es que ellos puedan estar tranquilos y esperar la vivienda definitiva, que es lo que se comprometieron todas las entidades al momento que se declaró zona de catástrofe parcial y que se pronunciaron en ese momento”, sostuvo.

También destacan con especial claridad la urgencia de generar instancias nuevamente de participación comunitaria para retomar los programas del Quiero Mi Barrio, muy importantes para los habitante,s y pensar a largo plazo sus proyectos personales, según contó Pablo Córdova, tesorero de la Junta Vecinal #11.

“También se comprometieron con el tema de la participación de la comunidad en el programa Quiero mi Barrio, por tanto, esperamos que este nuevo ministro de Vivienda y Urbanismo pueda dar una claridad también sobre qué sucede con los programas que se iban a implementar en el cerro Rocuant y San Roque”, contó.

La consejera Campusano fue enfática en que desde la crisis sanitaria hasta el frente de mal tiempo que hoy aqueja a la región hacen urgente pensar en soluciones claras y rápidas para quienes se encuentran en condiciones vulnerables y de tener un rápido pronunciamiento para entregar certeza a los vecinos y vecinas afectados.

ncampuano“Hoy estamos en un contexto muy complejo para la comuna de Valparaíso, con una cuarentena vigente a raíz de la propagación del coronavirus, con una crisis social y económica que están viviendo los vecinos y, por último, con la llegada del invierno donde muchas de estas familias no tienen una vivienda donde resguardarse. Es por ello que hacemos un llamado al intendente y a las autoridades regionales competentes para que tomen medidas con la finalidad de ir en ayuda de las familias afectadas. Para ello, una de las primeras medidas que resulta fundamental ejecutar es la extensión durante los próximos meses de los subsidios de arriendo y de acogida por un monto de $300.000”, manifestó.

El documento ya fue enviado a las autoridades competentes, por lo que tanto la consejera como los vecinos y vecinas firmantes esperan tener una respuesta en el corto plazo, para al menos retomar las conversaciones que habían iniciado en las mesas de trabajo tripartitas junto a la Municipalidad de Valparaíso, pero que con la emergencia sanitaria tampoco siguieron su curso.

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s