Opinión

[OPINION] La hora de un Tratado (por Aland Tapia)

Chile ha firmado tratados en toda su historia, de paz, de amistad, de integración y económicos. Además, Chile es fundador de las Naciones Unidas e impulsor de una serie de organismos multilaterales: El BID, por ejemplo. Y es sede regional, entre otros, de Cepal, la FAO y FLACSO.

Lo anterior habla de su sello en favor de la cooperación entre grupos sociales y culturales diversos. Los últimos tratados económicos de esta semana se firmaron con Ecuador y Brasil.

Sin embargo, uno suscrito hace 195 años no se ha respetado ni se ha hecho respetar. Es el Tratado de Unión entre dos pueblos distintos, el Mapuche y el chileno. Los detalles históricos los puede ubicar digitando Tapihue.

Más allá de la realidad de entonces, siempre me llamó la atención que fuese un tratado de Unión. Ese sello debemos rescatarlo y poner en orden una relación que nos convierta en una potencia cultural, fuertemente cohesionada, basados en buscar lo que somos cada cual y lo que debemos fomentar.Imagino que los intereses económicos son el mayor obstáculo de hoy para un acuerdo de Unión, porque la propiedad rige y prevalece en el mundo. La compra de tierras por parte del Estado ha sido una raya en el agua, un paliativo que no ha llegado al fondo del problema. Tampoco se logrará por mano propia de ciertos grupos.

Llamaría, como un chileno más, como un mapuche más, a parlamentar un Tratado de Unión. En ese marco, los acuerdos e implementación se deben inscribir en las Naciones Unidas, como una forma de revitalizar el sello de ese organismo mundial fundado hace 75 años, siendo Chile el décimo país en ratificar la Carta de la ONU y tres años después, en 1948, uno de los nueve redactores de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

No es poco, aunque algunos piensen que un Tratado de Unión entre chilenos y mapuche sería demasiado.

Deja un comentario