Regional

#TocaMiPuerta: La campaña del Condominio Sol de Valencia de Quilpué contra la violencia sexual e intrafamiliar

Preocupados por los reiterados hechos de violencia contra residentes de la comunidad, en particular mujeres, niñas, niños, adolescentes y LGBTQI+, el Comité de Vecines Residentes del Condominio Sol de Valencia, ubicado en la comuna de Quilpué, “en la búsqueda de medidas de reparación colectiva, nos organizamos para levantar la campaña #tocamipuerta, pegando carteles en nuestras puertas comprometiéndonos a responder si alguna persona lo requiere”, señalan a través de un comunicado público. A su vez, hacen una invitación a comunidades barriales a sumarse a la campaña, a estar alertas y acoger a cualquier persona que esté sufriendo actos vulneratorios en su contra, así como a organizarse, creando grupos de Whatsapp para detectar y denunciar casos de violencia intrafamiliar y sexual, de acoso y denostaciones entre vecinos y vecinas.

A continuación, el texto íntegro del comunicado.


Como Comité de vecines residentes en el Condominio Sol de Valencia ubicado en la comuna de Quilpué, estamos consternades por los hechos de violencia hacia la mujer que habrían ocurrido en nuestra comunidad. Actualmente se está llevando a cabo una investigación judicial en contra de Jorge Navarro Carvajal por los delitos de violación reiterada y secuestro cometidos contra una mujer de 21 años, a quien habría retenido por 28 días en contra de su voluntad mediante amedrentamiento y uso de fármacos. ¿Dónde habrían ocurrido los hechos? A escasos metros de nuestros domicilios, en el departamento J-14 de propiedad de Iván Navarro, padre y cómplice del imputado, durante el mes de junio del año en curso.

Nos ponemos en alerta porque Jorge Navarro es ampliamente conocido en nuestro Condominio como un hombre acosador, violento (riñas, violencia verbal, maltratos), ebrio y conflictivo. En el año 2019 se le interpuso una demanda civil en el Tribunal de Policía Local, luego de haber amenazado de muerte a funcionarios del Condominio. Hemos vivenciado por años sus arrebatos, oído sus insultos y comentarios de corte racista, clasista y misóginos, presenciando su reiterada mala conducta que acredita su incapacidad para vivir sanamente en comunidad, donde su comportamiento ha ido en contra de normas mínimas de convivencia que devienen desde el respeto, la dignidad humana y el buen vivir.

Nos preocupa que se respeten los derechos de niñas, niños y adolescentes que hacen legítimo uso de los espacios comunes del Condominio, siendo este un motivo importante de porqué muchas familias hemos decidido vivir en este lugar. Asumimos responsablemente nuestras maternidades y paternidades, de modo que exigimos medidas de prevención respecto de los distintos tipos de violencias que pudiesen generarse en el entorno donde habitan les niñes. En este sentido, la presencia en nuestra comunidad de Jorge Navarro (actualmente sólo con medidas cautelares que le permiten circular libremente) es altamente peligrosa, tanto para nosotros como para cualquier comunidad en donde se inserte.

Por estos motivos, conformamos el Comité Feminista Sol de Valencia, reaccionando al profundo malestar que nos ha ocasionado enterarnos de los actos de odio hacia la mujer que habrían sucedido en nuestra comunidad. Muchas vecinas nos hemos sentido retraumatizadas, en cuanto todas hemos tenido experiencias machistas de vulneración y trasgresión a nuestra integridad a lo largo de nuestras historias personales y ancestrales, a manos del patriarcado. Lo anterior se agudiza al enterarnos a través de la prensa de los hechos investigados, donde la administración del condominio no se ha posicionado en ningún caso como un espacio que problematice y se haga cargo de situaciones como las de Jorge Navarro. Considerando que existen dentro del condominio otros residentes que replican comportamientos similares a los del referido, como comunidad nos sentimos altamente desprotegidas. Creemos que la organización comunitaria es la mejor estrategia preventiva y de cuidado mutuo, de modo que proyectamos en el tiempo la co-construcción de un protocolo de convivencia libre de violencia de género.

En la búsqueda de medidas de reparación colectiva, nos organizamos para levantar la Campaña #tocamipuerta, pegando carteles en nuestras puertas comprometiéndonos a responder si alguna persona lo requiere. Invitamos a mujeres y comunidades barriales a sumarse a la Campaña #tocamipuerta: visibilizar a través de una infografía la disposición a estar alertas y acoger a cualquier persona que esté sufriendo actos vulneratorios en su contra y organizarse en grupos de Whatsapp para detectar y denunciar las violencias (intrafamiliar, sexual, en contra de la niñez, acoso, denostaciones entre vecinos, violencia LGBTQI+). Porque lo personal no puede seguir encerrado entre cuatro paredes, es responsabilidad de todes el accionar en pos de la contención y denuncia de las situaciones señaladas, más aún en tiempos de pandemia, donde los estresores del confinamiento han agravado significativamente los índices de violencia, y frente a un estado insensible y desinvolucrado, que no significa la violencia de género como una problemática a integrar en su agenda política, se hace imprescindible la organización territorial, asumiendo con humildad y espíritu de colaboración el desafío de generar articulación comunitaria, visibilizando que no aceptaremos más delitos que vulneran los derechos humanos.

Categorías:Regional

Tagged as: , ,

Comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s